Portugal y Ronaldo, única piedra para España en una benévola primera fase de Rusia 2018

FIFA sorteo grupos Mundial Rusia 2018

Irán y Marruecos, los otros dos rivales de 'la Roja', que debutará el 15 de junio contra Portugal y se cruzaría con el grupo de Rusia.

La Portugal del delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo, vigente campeona de Europa, Marruecos e Irán son los rivales de España en la primera fase del Campeonato del Mundo de fútbol de Rusia 2018, que se disputará del 14 de junio al 15 julio, tras el sorteo celebrado este viernes en el Palacio del Kremlin de Moscú.

España, encuadrada en el grupo B, debutará contra Portugal, el 15 de junio en el Fisht Stadium de Sochi, en un encuentro que podría decidir el liderato después de un sorteo que fue benévolo con los de Julen Lopetegui, que evitaron a rivales como Alemania, Argentina o Brasil.

España se enfrentará a Irán, entrenada por el ex técnico del Real Madrid en la temporada 2003-04, el portugués Carlos Queiroz, y que dejó fuera de la Copa del Mundo a Costa de Marfil, el 20 de junio en Kazán. Irán, primera selección que logró el pase para Rusia 2018, logró la clasificación sin recibir ningún gol en contra.

El último encuentro de la primera fase lo disputará España el 25 de junio en Kaliningrado contra Marruecos, contra la que nunca ha jugado en un Mundial.

 

PORTUGAL CON RONALDO Y SU ÚLTIMA OPORTUNIDAD

 

El fracaso del combinado luso en el Mundial de Brasil, cayendo eliminados en la fase de grupos ante Alemania y Estados Unidos, fue solventado dos años después con la consecución de la primera Eurocopa de su historia. La final estuvo marcada por la lesión de Cristiano Ronaldo a los veinte minutos y el gol en la prórroga de Éder, quien se erigió como el gran héroe de su selección.

 

Su título en Francia le dio acceso a la Copa Confederaciones de este año, torneo que arrancaron con buen pie, avanzando de ronda como líderes de su grupo. En semifinales, la campeona de la Copa América, Chile, les privaría de la final donde esperaba Alemania. Finalmente, Portugal acabaría como tercera superando a México (2-1) en ese duelo por el tercer y cuarto puesto.

 

Su camino hacia Rusia fue más difícil del que se hubiese imaginado, sobre todo por una sorprendente Suiza que se mantuvo invicta hasta la última jornada. Portugal, que perdió el encuentro de ida ante los suizos (2-0), estaba obligada a ganar para evitar la repesca, hecho que consiguieron ya que, pese a ganar también 2-0, el combinado luso tenía mejor diferencia de goles.

 

La selección que dirige Fernando Santos circula en torno al madridista Cristiano Ronaldo, máximo goleador histórico de su selección y de la historia de las Eurocopas. El delantero del Real Madrid acapara toda la atención de un conjunto y su 'voracidad' goleadora, y si logra mantenerse en un buen estado físico para la cita, puede demostrar qué es decisivo en un cuarto Mundial que afronta en su nuevo papel más de '9'.

 

Sin embargo, el combinado luso trae consigo futbolistas de gran nivel para ayudar al madridista y sin los cuales no se explicaría el éxito de Portugal en la Eurocopa. En portería, un solvente Rui Patricio que se ha hecho con la titularidad indiscutible, mientras que en defensa, Pepe, Rui Fonte o Bruno Alves dan contundencia y firmeza, con laterales ofensivos como Semedo, Cédric y Eliseu.

 

En el centro del campo surgen las mayores dudas ante la cantidad de buenos futbolistas que pueden ocupar esas posiciones. De esta manera, solo parece clara la presencia de Moutinho, pudiendo estar acompañado tanto por Willian Carvalho como Danilo Pereira. Y en las bandas, Joao Mario y Bernardo Silva, uno de sus futbolistas más talentosos, apuntan a la titularidad, aunque la escasa presencia de este último en el City puede hacerle peligrar su rol privilegiado con el combinado luso.

 

En ataque, junto al cuatro veces ganador del Balón de Oro, aparece la figura del joven André Silva, futbolista del AC Milán y su principal escudero en la selección portuguesa. Por parte del delantero del Milan, ha mostrado sus dotes tanto en la Copa Confederaciones como en la fase de clasificación, con nueve tantos, que complementaron los 15 de Cristiano.

 

 

España y Portugal tan sólo se han visto las caras en una ocasión en la fase final de la Copa del Mundo y fue en Sudáfrica 2010, edición en la que 'La Roja' obtuvo su única estrella hasta la fecha. David Villa anotaría el único tanto del partido y permitiría a su combinado acceder a los cuartos de final. Dos años después, el combinado español también cerraría el paso a su vecino en las semifinales de la Eurocopa.

 

IRÁN, FÉRREO NIVEL DEFENSIVO

 

La selección de Irán será un teórico rival asequible de España para la fase de grupos del próximo Mundial, un combinado dirigido por Carlos Queiroz que ha conseguido sacarle partido a la veteranía y juventud que se concentran en el combinado iraní y que busca una victoria que se le resiste desde el Mundial de 1998.

 

Irán, que nunca ha jugado contra la 'Roja', afronta su quinta participación en un Mundial, segunda consecutiva, después de no haber superado en ninguna de ellas la primera ronda. La anterior edición, el combinado dirigido por Carlos Queiroz le puso las cosas difíciles a la Argentina de Leo Messi, aunque acabó con un punto y sin una victoria que se le resiste desde Francia 1998.

 

En la Copa Asiática, los iraníes también sufren para alcanzar las semifinales en las tres últimas ediciones, hecho que contrasta con los tres campeonatos consecutivos que logró en sus tres primeras participaciones y después de haber estado entre los cuatro primeros en un total de ocho ocasiones.

 

La selección de Irán viaja a Rusia en una racha inmejorable después de una fase clasificatoria sin ninguna derrota, siendo la primera selección asiática en conseguir su billete para Rusia después de clasificarse matemáticamente a falta de dos jornadas.

 

Además, el combinado iraní mantuvo el buen nivel en la preparación para el Mundial manteniéndose invictos y sumando victorias ante Venezuela, Togo y Montenegro. La buena dinámica ha conseguido generar una mayor expectación respecto a las anteriores participaciones mundialistas.

 

Gran parte del mérito de los buenos resultados de la selección de Irán reside en su fortaleza defensiva, concediendo solo dos goles en los diez partidos de la fase de clasificación, y especialmente en las figuras del guardameta Beiranvand y los centrales Ansari y Pouraliganji.

 

Además, Carlos Queiroz ha conseguido combinar ese buen nivel defensivo con un estado de forma sensacional del delantero Sardar Azmoun, autor de cuatro goles durante esa última fase, y que estará acompañado de su compañero en el Rubin Kazan, Reza Shekari.

 

MARRUECOS, CALIDAD TÉCNICA Y JUVENTUD

 

 

Marruecos será el teórico rival más asequible de la selección española en la próxima fase de grupos del Mundial de Rusia, cita que supone su retorno a una Copa del Mundo dos décadas después con la intención de prolongar su buen momento y donde espera disfrutar de las joyas procedentes del fútbol europeo.

 

La selección marroquí afrontará un torneo en el que no participa desde 1998 en Francia. En sus cuatro participaciones, su mejor resultado fueron los octavos de final en México 1986, avanzando en la fase de grupos como líderes por delante de Polonia, Portugal e Inglaterra.

 

En la Copa Africana de Naciones de Gabón 2017, Marruecos cayó eliminado en los cuartos de final ante Egipto (1-0), un resultado positivo después de seis ediciones anteriores en las que ni siquiera superó la fase de grupos.

 

Marruecos fue una de las grande sorpresas durante la fase clasificatoria en el continente africano. En ese grupo C, se disputaría hasta el final el avance a Rusia contra Costa de Marfil. Ambos combinados no pisaron el freno en ningún momento y se cruzarían en una última jornada que decidiría qué equipo era líder. En primera instancia Dinar y más adelante el capitán Benatia aseguraron la victoria para los marroquíes.

 

Precisamente, el central de la Juventus liderará defensivamente un combinado que contará además con la presencia del canterano madridista Achraf. En el medio, Mbark Boussoufa y Sofiane Boufal se apoderan de la creación de juego de Marruecos, mientras Nordin Amrabat acompaña a los dos principales goleadores de esta selección, Ziyech y Boutaib.

 

España y Marruecos no se han enfrentado nunca en un Mundial, aunque sí en la repesca para Chile 1962. El combinado nacional vencería en los dos encuentros ante los marroquíes, primero en la ida con un solitario gol de Luis de Sol, y en la vuelta con un 3-2.


 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: