¿Por qué hay tantos embarazos múltiples cuando se acude a la reproducción asistida?

Reproducción asistida

La edad para ser padres se ha retrasado mucho en España en estas últimas décadas y, con ello, han aumentado las dificultades para que tenga lugar un embarazo. Por ello, la reproducción asistida es cada vez más indispensable.

Y hay un dato que llama la atención: Mientras que un 2 o 3 por ciento de los embarazos naturales son múltiples, en la reproducción asistida alcanzan el 20 por ciento de los casos. ¿Por qué sucede eso?

 

El vicepresidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) Gorka Barrenetxea comenta que en los diferentes procedimientos de reproducción asistida, y específicamente en los tratamientos de fecundación 'in vitro', se transfiere habitualmente más de un embrión al útero, con el objetivo de obtener un embarazo con el menor número de intentos posibles.

 

En concreto, la legislación española permite transferir a la futura madre hasta tres embriones, si bien, el también director médico de la Clínica Reproducción Bilbao y profesor titular de la Universidad del País Vasco (UPV) celebra que, "afortunadamente", en España se tienda cada vez más a realizar transferencias más selectivas reduciendo el número de embriones, con el objetivo de reducir los embarazos múltiples.

 

"Cada vez más se consiguen embarazos de un solo niño sano. Un embarazo múltiple constituye un riesgo a evitar. De hecho, en el registro de actividad de la SEF se aprecia un incremento progresivo de la transferencia de embriones únicos, y una reducción bastante significativa de la transferencia de tres embriones", aclara.

 

¿CÓMO ES EL PROCESO?

 

El especialista detalla que toda pareja o mujer con deseo gestacional es sometida a una evaluación diagnóstica orientada a la indicación del procedimiento terapéutico más adecuado en cada caso. Si el tratamiento indicado es una fecundación in vitro se procede a la estimulación ovárica para la posterior obtención de ovocitos mediante una punción de los ovarios.

 

Una vez en el laboratorio, los ovocitos son fecundados (existen varias modalidades de fecundación), los embriones resultantes son cultivados y finalmente se eligen, mediante diferentes criterios morfológicos o genéticos, aquel o aquellos embriones con mayor probabilidad de implantación para su transferencia al interior del útero de la mujer.

 

Los embriones no transferidos pueden preservarse mediante un proceso de vitrificación (congelación ultrarrápida) y utilizarse posteriormente ya sea porque el embarazo conseguido no pudo llegar a término o por la búsqueda de un nuevo hijo. "Por lo que con una estimulación ovárica se puede conseguir más de un embarazo", subraya.

 

RIESGOS DE UN EMBARAZO MÚLTIPLE

 

El embarazo múltiple, sea éste conseguido mediante reproducción natural o asistida, es en sí mismo un embarazo de riesgo. El experto indica que el riesgo "más importante de todos" es la prematuridad. De hecho, llega al 50% de los embarazos dobles y al 100% de los triples según los resultados del último registro de la SEF correspondiente al año 2014, mientras que en los embarazos simples "sólo el 10% de los partos" fueron prematuros.

 

La prematuridad, especialmente en aquellos casos en los que el parto ocurre por debajo de las 28 semanas de embarazo, conlleva un riesgo no sólo de mortalidad neonatal, sino de complicaciones asociadas, como hemorragias intracraneales, infecciones y secuelas a largo plazo de los neonatos. Además, y considerando el "lado materno de la balanza", la mujer embarazada con más de un feto en su interior debe saber que ciertas complicaciones como los trastornos hipertensivos inducidos por el embarazo o problemas placentarios como el desprendimiento o la placenta previa, entre otros, ocurren con mayor frecuencia.

 

Los embarazos múltiples derivados de reproducción asistida suelen ser los llamados "dicigóticos" (un espermatozoide fecunda a un óvulo y otro espermatozoide fecunda a otro). La incidencia de gemelos "unicigóticos" o idénticos (un espermatozoide fecunda a un ovocito y el embrión resultante se divide) es testimonial en reproducción asistida.

 

Respecto la edad hasta la que una mujer pueda someterse a un tratamiento de reproducción asistida, no existe un límite legal, si bien hay un acuerdo no escrito entre la mayoría de los centros de reproducción asistida de España que la sitúa en torno a los 50 años, edad en la que suele aparecer la menopausia en una mujer.