¿Por qué hay cierre de camas en la residencia de mayores de la Junta mientras hay lista de espera?

Soraya Blázquez, procurador del PSOE en las Cortes de Castilla y León.

La procuradora socilaista Soraya Blázquez critica esta situación.

La procuradora del PSOE de Ávila en las Cortes de Castilla y León, Soraya Blázquez, ha denunciado que la Junta permita la existencia de camas cerradas en la residencia de mayores de la capital, alrededor de un centenar (cerca de la mitad del total), cuando en la provincia abulense hay lista de espera de personas que han solicitado ingresar en dicho centro.

 

La parlamentaria abulense ha preguntado en el Parlamento autonómico a la consejera de Familia cuándo piensa poner en funcionamiento las camas actualmente cerradas, pero la falta de explicaciones por parte de Isabel Blanco, que además confunde el número de plazas existente en la Residencia de Ávila, ha llevado a Soraya Blázquez a acusar a la Junta de favorecer con su actitud al sector privado en detrimento del público.

 

Al respecto, la procuradora socialista ha lamentado el interés de la consejera de Familia en mantener inutilizadas más de cien camas en la residencia de Ávila, obligando a que se deriven personas dependientes a residencias privadas, donde la calidad de la atención es distinta.

 

Leyes

 

Así, se ha referido al Decreto que regula la autorización y funcionamiento de las residencias de personas mayores de Castilla y León, que elimina la obligatoriedad de que estos centros cuenten con profesionales sanitarios.

 

En conclusión, según Soraya Blázquez, la Junta de Castilla y León lleva 10 años (desde que se aprobó la Ley de Dependencia) inventando excusas para no cumplir con los mayores, puesto que "ni se han reconvertido plazas para dependientes ni se ha dotado suficientemente a las residencias de mayores para aumentar el número de plazas necesario para atender de forma adecuada a los mayores de la Comunidad y de esta provincia".