Por Ávila pide en las Cortes unidad de criterios y coordinación entre comunidades para afrontar la desescalada
Cyl dots mini

Por Ávila pide en las Cortes unidad de criterios y coordinación entre comunidades para afrontar la desescalada

Pedro Pascual, procurador de Por Ávila en las Cortes.

El procurador abulense, durante la sesión de control al gobierno de la Junta, ha sido contundente en cuanto a la forma de afrontar la desescalada

El procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual, ha pedido al gobierno regional que abogue por criterios unánimes entre todas las autonomías para poder realizar una desescalada “coordinada, coherente y segura”.

 

Pedro Pascual, durante la sesión de control al gobierno de la Junta, ha sido contundente en cuanto a la forma de afrontar la desescalada y ha asegurado que “si de verdad queremos controlar la situación es fundamental un criterio unánime de todas las comunidades y una desescalada coordinada, coherente y segura”.

 

El procurador abulense ha explicado que la evolución del virus en la pandemia “es algo que vamos conociendo” y, además, en la mayoría de los casos “lo podemos predecir”. Así, ha puesto como ejemplo el aumento de la incidencia tras el verano o la Navidad como consecuencia, según ha apuntado, de un mayor contacto social y de una mayor movilidad.

 

Por ello, Pascual ha insistido en la importancia de cumplir, de manera estricta, con las medidas de lavado de manos, distancia y mascarilla y, además, “reducir al máximo la movilidad”. En este sentido, Pascual ha asegurado que “sabemos lo que hay que hacer para evitar esa cuarta onda que parece que ya está llamando a la puerta, y si no lo hacemos estaremos tensionando otra vez nuestro sistema sanitario, obligando a muchos negocios a cerrar de nuevo sus puertas y a que las listas del paro y las del hambre sigan incrementándose”.

 

El procurador de Por Ávila ha concluido que “evitar una cuarta onda está en nuestras manos” y, por ello, “no ha lugar a debates entre Semana Santa sí o Semana Santa no”, ya que ello supone “elegir entre vivir o no vivir”.