Por Ávila pide a las instituciones que ejerzan una “reivindicación efectiva” por el sector primario

Sector primario

La formación amarilla también la pide para las ayudas de la PAC.

El Grupo Por Ávila en la Diputación ha pedido a ésta y al resto de las instituciones que ejerzan una “reivindicación efectiva” frente a la propuesta de Europa y que supondría la reducción de más de un 9% en las ayudas de la PAC (Política Agraria Común) para 2021-2027 respecto al periodo anterior. El portavoz, Alberto Encinar, ha pedido que “no nos conformemos” con una propuesta presupuestaria que supone un “duro varapalo para nuestros agricultores”.

 

Encinar ha asegurado que la propuesta de Bruselas para el campo “no es ni suficiente ni aceptable”. Además, ha destacado el “perjuicio” que supondría la reducción de las ayudas de la PAC en un 9%, en términos constantes, para una provincia como Ávila, en la que el sector primario “es vital para el desarrollo de la economía de nuestros pueblos”.

 

En este sentido, ha recordado que en la situación de crisis sanitaria y económica actual “el sector primario está siendo fundamental” en el abastecimiento de la sociedad. También ha reconocido la labor de los profesionales del campo, que “han seguido al pie del cañón en plena crisis sanitaria”.

 

Por todo ello, “les debemos mucho a nuestros agricultores y ganaderos”. Y más cuando la pandemia de Covid-19 ha ocasionado “tremendas caídas de precio y pérdidas incalculables” en el sector agroganadero, así como en el agroalimentario.

 

Presupuesto Unión Europea

 

Si a esta situación le sumamos los recortes propuestos por Europa en las ayudas de la Política Agraria Común, “el sector se seguirá debilitando indefinidamente”, ha añadido Encinar.

 

El portavoz del Grupo Por Ávila en la Diputación ha pedido a las administraciones de Ávila y de Castilla y León “que sean exigentes y reivindicativas” y “no se conformen solo con que se haya mejorado la propuesta de 2018”.

 

Además, ha recordado la “responsabilidad” de los grupos políticos representados en el Parlamento Europeo, así como del propio Gobierno español, a la hora de “luchar de manera firme y convincente para que el campo no pierda, porque si pierde el campo, perdemos todos”.