Por Ávila lamenta el retraso con la radioterapia en la provincia y pide que "se agilice lo máximo posible"

Hospital Nuestra Señora de Sonsoles.

El procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual, ha recordado el compromiso asumido por la Consejería de Sanidad en relación con la llegada de la radioterapia a Ávila: “llevamos más de once años esperando”

El procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual, ha lamentado, durante la comisión de Sanidad celebrada esta mañana en las Cortes de Castilla y León, los continuos retrasos con la radioterapia. En este sentido, el procurador de Por Ávila ha explicado que “en un principio se habló de que el año 2019 podría ser el año en el que la radioterapia llegase a la provincia, después 2020, ahora parece que hasta 2021 nada”.

 

De este modo, Pascual ha recordado la importancia de que “tanto a Ávila como al resto de provincias que carecen de unidades de radioterapia” se les dote “con la mayor urgencia posible” de este servicio para evitar el sufrimiento que los pacientes oncológicos tienen que soportar diariamente para desplazarse a su hospital de referencia a recibir su tratamiento.

 

“Es inhumano que los pacientes se pasen el día metidos en una ambulancia para recibir un tratamiento de unos minutos de duración”, ha asegurado el procurador. Además, ha puesto de manifiesto las diferencias que existen entre los pacientes que residen en ciudades que sí cuentan con unidades de radioterapia y los que se tienen que desplazar, afirmando que “en el tema de la radioterapia hay mucha desigualdad”, ha asegurado.

 

Pascual también ha puesto en valor el medio rural y ha afirmado que “la reordenación de la sanidad en el medio rural no va a implicar que ninguna persona se quede sin médico”. El procurador de Por Ávila ha explicado a la comisión que “esos pacientes van a estar incluso mejor atendidos” y que no implica, en ningún caso, el cierre de consultorios.

 

Lo ha dicho en relación con dos proposiciones no de ley en la que se instaba, respectivamente, a la Junta de Castilla y León a dotar a Palencia de una unidad satélite de radioterapia y a cubrir todas las plazas vacantes de sanitarios en la misma provincia.