Por Ávila exige a la Junta que el transporte escolar se realice con garantías y seguridad
Cyl dots mini

Por Ávila exige a la Junta que el transporte escolar se realice con garantías y seguridad

Bus escolar. (Archivo)

Pedro Pascual ha pedido que la Junta adopte las medidas necesarias para garantizar que las rutas de transporte escolar en la provincia se realicen con seguridad para los alumnos.

El procurador de Por Ávila en las Cortes ha puesto de manifiesto la inquietud de los progenitores, que cuestionan que los desplazamientos a los centros educativos se realicen con todas las medidas de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias, sobre todo en lo relativo a la distancia interpersonal. Pascual ha hecho hincapié en las localidades de Martiherrero y Narrillos de San Leonardo, que comparten el mismo transporte escolar.

 

Por ello, en la sesión plenaria Pascual ha trasladado a Rocío Lucas, consejera de Educación, las quejas recibidas por parte de los padres, que entendían que dentro del autobús no existía la distancia de metro y medio.

 

De este modo, Pedro Pascual ha calificado de incongruentes algunas medidas de la consejería de Educación sobre el asunto y ha recalcado que “si las aulas se han tenido que adaptar para guardar la distancia establecida; las entradas y las salidas se realizan de forma escalonada; y los alumnos no se pueden juntar en los patios, resulta incomprensible que el en el transporte escolar no sea así”.

 

No puede ser que para entrar al autobús tengan que mantener la distancia de seguridad, pero después se sienten todos juntos, sin distancias y en un lugar cerrado”, ha criticado el procurador.

 

RESPUESTA

 

En este sentido, el alcalde de Martiherrero, José Luis del Nogal, agradece al procurador en Cortes, Pedro Pascual, que haya usado como ejemplo la ruta escolar que pasa por el municipio para pedir seguridad sanitaria de los usuarios, pero le recuerda que “desde finales de julio el Consistorio está reclamando medidas para garantizarla”.

 

“Sería de agradecer la preocupación de Pedro por los usuarios de Martiherrero si no fuera por la falta de coherencia que manifiesta”, señala Del Nogal, que apunta que “al procurador se le olvida que Narrillos de San Leonardo es un barrio de la capital abulense, y en el artículo 2 de la normativa de transporte escolar se deja muy claro que ‘los beneficiarios del transporte escolar serán los alumnos que no estén escolarizados en el mismo municipio del centro al que acudan’”.

 

Es decir, finaliza el alcalde, “Pascual podría reclamar al Ayuntamiento de Ávila, donde gobierna su partido, que se preocupe de dar el servicio que por Ley le corresponde a sus propios ciudadanos, en lugar de utilizar políticamente el nombre de otros municipios que están perfectamente representados por su Ayuntamiento y que desde finales de julio están involucrados en garantizar la seguridad sanitaria de los escolares que usan la ruta para desplazarse a los centros educativos de la capital”.