Por Ávila afronta el 10-N como una oportunidad para ser decisivos en la formación de Gobierno

Acto de Por Ávila en Sotillo de La Adrada.

La formación amarilla ha celebrado un acto en la localidad abulense de Sotillo de La Adrada.

El presidente de Por Ávila, José Ramón Budiño, ha señalado en el acto público que la formación ha celebrado esta tarde en Sotillo de la Adrada que el partido político concurre a las próximas Elecciones Generales para “ser decisivos” en la formación del Gobierno de España para, al igual que sucede con Coalición Canaria o el Partido Regionalista de Cantabria, lograr inversiones para la provincia.

 

José Ramón Budiño ha dejado claro que en Madrid “vamos a hacer política desde Ávila, pero política de Estado”; “sin complejos, con responsabilidad y libertad”, velando por los intereses de la provincia, porque “no dependemos ni de Madrid ni de Valladolid: dependemos de Ávila, y los abulenses sabemos lo que queremos”.

 

Por Ávila ha celebrado esta tarde un acto público en el salón de plenos de Sotillo de la Adrada para respaldar al candidato sotillano al Senado Francisco Javier Cuerva, que ha estado arropado por el resto de los candidatos al Senado, Laura Maíllo y Teresa Arangüena, además de Jaime Palacios; el número uno al Congreso, Gonzalo González de Vega, el presidente del partido, José Ramón Budiño; el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y el procurador Pedro Pascual.

 

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha señalado que Por Ávila es el único partido de la provincia de Ávila y por Ávila”, ya que el resto “son nacionales y tienen intereses distintos”.

 

Provincia de tercera categoría

 

Por su parte, Gonzalo González de Vega ha dejado claro que Por Ávila “luchará en las Cortes generales para que no seamos una ciudad y una provincia de tercera categoría”. En este sentido, ha destacado que “no nos vamos a dejar vender a ningún partido” sino que “vamos a apoyar a aquél que ofrezca más para Ávila”.

 

Asimismo, ha reivindicado “igualdad” para todos los ciudadanos españoles y que los abulenses “no sean tratados como ciudadanos de tercera categoría”