Poesía, arte y cultura se unen para mostrar la esencia y la identidad de Ávila

Con el objeto de dar voz al corazón de las ciudades, el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad y el colectivo Boa Mistura presentarán en Ávila el próximo viernes la instalación Laberintos Líricos.

 

Una intervención artística itinerante, con el objetivo de aunar pasado y presente en un diálogo enigmático a través de la poesía, el arte y la cultura, para mostrar la esencia y la identidad de cada ciudad, construyendo así una nueva parte de la historia, de manera conjunta. Dando el valor cultural que merece el patrimonio y la riqueza de nuestro país.

 

Las protagonistas del proyecto son las 15 ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad. Para ellas se ha planteado un proyecto unitario, que se adecúa a cada lugar y muta al llegar a cada destino. Es en sus plazas, en sus calles, miradores o patios emblemáticos donde se ubica la obra y se reinterpreta con una nueva voz para cada contexto.

 

Un proyecto de carácter nómada y efímero, que generará una experiencia única e irrepetible, creado por Boa Mistura para el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad y que del 21 al 23 de octubre se podrá ver en la plaza de al Catedral de Ávila.

 

Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad

El Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España es una entidad no lucrativa creada en 1993 y formada por las 15 ciudades españolas cuyos cascos históricos están incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO: Alcalá de Henares, Ávila, Baeza, Cáceres, Córdoba, Cuenca, Ibiza, Mérida, Salamanca, San Cristóbal de la Laguna, Santiago de Compostela, Segovia, Tarragona, Toledo y Úbeda. Su objetivo fundacional es actuar de manera conjunta en la defensa de su rico patrimonio cultural, así como en la difusión y promoción nacional e internacional del mismo, propiciando el desarrollo de un turismo cultural de calidad.

 

Boa Mistura

Equipo multidisciplinar con raíces en el graffiti nacido a finales de 2001 en Madrid. Su trabajo se desarrolla principalmente en el espacio público y han realizado proyectos en Sudáfrica, Brasil, México, EE.UU, UK, Georgia, Argelia, Noruega, Reino Unido, Serbia o Panamá. Sus miembros fundadores (Javier Serrano, Juan Jaume, Rubén Martín, Pablo Purón y Pablo Ferreiro) se conocieron a los 15 años pintando las paredes de su barrio. Son amigos desde entonces. Desde hace un par de años, la família ha crecido: Pablo G.Mena, Àngela Amer, Dani De Julio, Diego Vicente y Luisa Septién forman parte del día a día.

 

Su cuartel general está en Madrid y pasan el día de aquí para allá entre pinturas, ordenadores y partidas de ping-pong. “Amamos lo que hacemos. Entendemos nuestro trabajo como una herramienta para transformar la calle y crear vínculos entre las personas. Sentimos una responsabilidad para con la ciudad y el tiempo en el que vivimos”, dice el colectivo.

Noticias relacionadas