Podemos exige una gestión forestal que afronte incendios y fije población en Ávila

Incendio en El Hornillo. (Foto: Archivo).

La formación morada defiende la aplicación de políticas que generen riqueza en el territorio porque “nadie deja desprotegido aquello que le da de comer”.

Podemos ha propuesto un giro en las políticas de  gestión forestal que no sólo se encaminen a la erradicación de incendios sino también al establecimiento de población en los territorios tradicionalmente afectados.

 

La formación ha hecho hincapié en las deficiencias que presenta actualmente la gestión forestal de la provincia, con cuidados específicos “durante los meses de verano” y la dificultad demográfica añadida de la despoblación y el envejecimiento de los vecinos, que convierte en “peligrosa” la práctica de la quema de rastrojos.

 

Por ello, Podemos Ávila propone un modelo de gestión que sitúe los recursos forestales de la provincia como fuente de empleo, poniendo en valor su riqueza y utilizándolos para generar puestos de trabajo. En ése sentido, han defendido que “nadie quema ni deja desprotegido lo que le da de comer, sino que lo mantiene y cuida”.

 

Además, han señalado la importancia de desarrollar políticas sostenibles en cuanto a la masa forestal, ya que no es práctico “que los vecinos procedan a la quema de rastrojos cada año para despejar sus tierras de vegetación, pero vuelva a cubrirse al año siguiente porque no se utiliza”.

 

La medida óptima, según la formación morada, sería que estos espacios, una vez despejados, “sirvieran de pasto, se cultivaran o fueran empleados de tal forma que su uso no sólo mantuviera la tierra sino que además generara riqueza”.

 

Políticas adecuadas

 

De no ser así, y de no aplicarse las políticas adecuadas, el territorio será cada vez más “vulnerable” ante los incendios, ya sean accidentales o intencionados, lo que acentuará la pérdida de recursos, de riqueza, y con ellos, la despoblación que amenaza a Ávila de muerte.

 

Tampoco han querido olvidar, en relación a la gestión forestal, la promesa “incumplida legislatura a legislatura” de implantar parques comarcales de bomberos desde lo público en la provincia. Éstos deberían contar con suficientes recursos personales y materiales para hacer frente a incendios, una iniciativa que “generaría puestos de trabajo y sinergias derivadas de recursos como la madera o la vegetación”.

 

Finalmente, han recordado los incendios recientes ocurridos en La Herguijuela y Solana de Ávila y sus nefastas consecuencias; así mismo, han manifestado la esperanza de que sucesos como éstos no vuelvan a ocurrir ni a resultar en consecuencias tan graves.