Piden pruebas de detección para los trabajadores de la campaña de incendios

Pruebas de detección.

UGT señala que a la consejera de Sanidad, Veronica Casado, "no le preocupa la salud de sus empleados públicos".

Ante la inminente llegada del verano y el consiguiente comienzo de la campaña de extinción de incendios forestales, la Federación de Servicios Públicos de la UGT, registró el pasado 30 de abril, escrito dirigido al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, a la Delegación Territorial y al Consejero de Fomento  y Medio Ambiente, solicitando que a través del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Junta de Castilla y León en Ávila,  se realicen las diferentes pruebas de detección del coronavirus a los empleados públicos, pertenecientes a los distintos colectivos del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, que van a participar en la próxima campaña de incendios.

 

Entre los profesionales se encuentran Técnicos, Agentes Medioambientales, Celadores de Medio Ambiente, y Personal Fijo Discontinuo (conductores, peones de montes y escuchas de incendios).

 

Desde el sindicato destacan que este personal que forma parte del operativo del Plan de Incendios Forestales (INFOCAL) está incluido en la categoría de servicio esencial en el RD 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria  ocasionada por el COVID-19.

 

Además, estos empleados públicos a parte de realizar las labores habituales dentro de sus competencias, desde el inicio del estado de alarma, decretado por el Gobierno, está colaborando con la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila en el reparto de EPIS sanitarios a Residencias de mayores, Centros de día, Centros sociales de menores… así como en la desinfección y baldeo de calles y diferentes inmuebles en municipios de todas las  comarcas de nuestra provincia.

 

Protocolos de actuación

 

A día de hoy, ni el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila ni la propia Consejería se han pronunciado sobre este importante tema, que afecta en nuestra provincia a más de 300 empleados públicos, al igual que tampoco se han dado instrucciones precisas a través de protocolos de actuación, de cómo se va hacer cumplir la normativa referente a las medidas sanitarias y de distanciamiento social en las labores propias de prevención y extinción de incendios de los diferentes colectivos implicados.

 

UGT recuerda que una "buena noticia" que esta misma semana se ha publicado en diferentes medios de comunicación es que a empleados públicos de otras administraciones que han participado en la lucha contra la pandemia, como es el personal perteneciente a los Cuerpos y  Fuerzas  de Seguridad del Estado, Policías Locales, miembros de Protección Civil o personal de servicios esenciales de Ayuntamientos, si se los está realizando este tipo de pruebas de detección, tan eficaces para luchar contra la erradicación y el avance del virus.

 

Desde UGT ÁVILA quieren revindicar que "con la salud de los trabajadores no se juega" por lo que piden que desde la Junta de Castilla y León se pongan todos los medios y recursos necesarios para la máxima protección de sus empleados públicos frente a la pandemia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: