Piden 4 años de cárcel para un guardia civil por consultar archivos sin permisos para "espiar" a su exmujer

Guardia Civil (Foto: E. P.)

Mediante estas conultas, el guardia civil consiguió presuntamente descubrir que el día 9 de septiembre de 2011 su expareja había estado hospedada en un hotel de Aranjuez junto con un hombre.

La Fiscalía Provincial de Madrid solicita cuatro años de prisión para un guardia civil por presunto delito de revelación de secretos al sostener que consultó archivos sin autorización para "espiar" a su exmujer.

 

Así lo expondrá el Ministerio Público en el juicio que tendrá lugar el próximo miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid, dado que en su escrito de acusación asevera que este agente del Instituto Armado (Francisco J.S) accedió a archivos destinados "exclusivamente" para ser consultados en funciones de investigación con "cuestiones estrictamente personales".

 

Así, la Fiscalía expone que el pasado 8 de junio de 2015 este guardia civil interpuso una demanda de modificación de medidas contra su exmujer para solicitar que le suprimieran la pensión compensatoria que un juzgado determinó a favor de ella en la sentencia de divorcio.

 

Por ello, sostiene que en virtud de su condición de agente de la Benemérita, accedió a sus datos personales de su expareja con la finalidad de averiguar circunstancias personales que pudiera utilizar en el procedimiento en su beneficio.

 

Así y "sin contar con autorización para ello", el acusado accedió al registro de hospedaje denominado 'Fichero parteviaje' de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

 

Francisco J.S. realizó un total de 44 consultas entre el 1 de marzo de 2008 y el 3 de agosto de 2015, empleando como criterios de búsqueda tanto el nombre como el DNI de su exmujer. Y es que dicho fichero recoge los datos de huéspedes mayores de 16 años que se alojan en alguno de los establecimientos de hostelería ubicados en la demarcación de la Guardia Civil y cuya información ha sido considerado como "secreto" por acuerdo del Consejo de Ministros de 6 de junio de 2014.

 

Mediante estas conultas, el guardia civil consiguió presuntamente descubrir que el día 9 de septiembre de 2011 su expareja había estado hospedada en un hotel de Aranjuez junto con un hombre, una información que después aportó en 2015 en el procedimiento de Modificación de Medidas solicitando al Juzgado que comprobara la veracidad de esta afirmación.

 

Además, la Fiscalía aprecia que el acusado, "con el mismo fin de averiguar información personal relativa a su exmujer y sin contar con autorización para ello", utilizó una aplicación de la Guardia Civil para acceder a otros ficheros donde se registran datos "especialmente" protegidos de salud, de infracciones penales y administrativas o de carácter identificativo como el DNI o número de la Seguridad Social.

 

En total realizó otras 118 consultas con el criterio de búsqueda de su exmujer entre el 17 de mayo de 2010 y el 21 de junio de 2017, incluidos los datos relativos a su vehículo y su titularidad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: