Cyl dots mini

Pedro Sánchez pide a los ciudadanos que no se muevan pero se lava las manos y deja las medidas en manos de las CCAA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez habla de meses duros, muy duros

Pedro Sánchez ha realizado una comparecencia institucional para informar sobre la situación de la pandemia y ha aventurado meses "muy duros", ha pedido limitar al máximo la movilidad y deja en manos de las Comunidades Autónomas que tomen la medidas para evitar otro confinamiento duro. 

"Para contener los contagios tenemos que reducir los contactos, la movilidad. Para frenar los contagios las medidas afectan a la movilidad, a los aforos, al número de personas en los encuentros y los horarios", ha dicho Pedro Sánchez en su comparecencia institucional.

 

Después de analizar la actuación ha dicho que "es grave: debemos actuar unidos todos frente al virus, El objetivo es doblegar la curva como hicimos en la primera ola". Sánchez reconoce el cansancio social pero destaca las ventajas en el conocimiento sobre la enfermedad y la dotación sanitaria. "La situación no es comparable a la del 14 de marzo. No queremos llegar a ese punto" aunque ha recordado que "hemos llegado a duplicar la cifra de casos comunicados en el peor día de la primera ola. Se están realizando muchos más test".

 

El presidente del Gobierno ha recordado el sistema en cuatro niveles de situación de la pandemia aprobado en el consejo interterritorial y ha añadido que "cuando un territorio alcance la alerta extrema podrá adoptarse el estado de alarma. La decisición será adoptada por las comunidades autónomas. Debemos adoptar las medidas causando el menor daño posible a la economía y la menor restricción de las libertades. Necesitamos la máxima colaboración y disciplina sanitaria y unidad. Si prevalece el egoísmo, todos saldremos perdiendo. Si todos actuamos con disciplina, ganaremos. Lograremos volver a doblegar la curva".

 

Ha reiterado la necesidad de limitar los contactos. "Tenemos pasión por el contacto humano, pero es el momento de mantener distancias. Los familiares, los amigos también pueden contagiarse entre sí".

 

Y además ha recordado que con el frío y la lluvia hay "más riesgo de contagios. Compensemos el riesgo con una actitud responsable. Detengamos el virus sin detener la vida".

 

Además ha adelantado que solo así se podría evitar un confinamiento más duro "como el que vivimos en primavera. Les propongo un reto colectivo. Debemos lograr una incidencia acumulada menor de 25 casos por 100.000 habitantes".