Pedro Sánchez conoce en persona las demandas de Bonilla de la Sierra

Foto de Familia.

El presidente del Gobierno de España ha recido a representantes de 'Los Pueblos más bonitos de España'.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha reunido con Francisco Mestre, presidente de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España, junto con otros colectivos relacionados con la despoblación y el reto demográfico, para conocer las propuestas generadas durante las II Jornadas realizadas en el Senado, donde alcaldes, concejales y técnicos de estos bellos municipios, además de altos cargos del Gobierno de España, y del mundo universitario y empresarial español, desarrollaron en un documento las principales directrices para luchar contra la despoblación en el mundo rural.

 

En el caso de la provincia de Ávila, han acudido representantes de Bonilla de la Sierra, localidad abulense incluida entre los pueblos con más encanto en nuestro país.

 

Para Francisco Mestre, “quedó claro durante la segunda Jornada –sobre Turismo, innovación y medio ambiente en la España rural–, que organizamos el pasado 15 de noviembre en el Palacio del Senado, la urgencia en aplicar las conclusiones para que se detenga la sangría que está sufriendo el mundo rural, donde reclamamos un aumento de los servicios en el medio rural, una exención fiscal y medidas tributarias efectivas para incentivar la creación de nuevas empresas, conectividad digital 5G en el 100% del territorio, fomento del turismo rural de calidad, una mayor protección del patrimonio y en definitiva, poner en valor la tradición, historia, cultura, personas y futuro de estos bellos pueblos”.

 

Vivir en los pueblos

 

Ha continuado Francisco Mestre, señalando que “las administraciones públicas tienen que facilitar que las empresas y los autónomos decidan venir a los pueblos de interior de nuestro país y lo hagan porque realmente sean atractivos. Necesitamos una exención fiscal en nuestra España interior, aquella más despoblada, para animar a la iniciativa privada a instalarse en nuestros pueblos.

 

Las empresas de telecomunicaciones han de ser conscientes de la importancia de unos excelentes servicios, aspecto fundamental para los vecinos y para atraer nuevos habitantes y empresas a estos bellos municipios.

 

Nuestros vecinos franceses tienen una política del fomento del producto local y de proximidad que ahora en España es imposible y la vamos a cambiar. Los pequeños agricultores y productores locales, que tienen en la venta a pequeña escala un apoyo a su economía doméstica, no pueden estar bajo la misma exigencia que regula las grandes industrias alimentarias.

 

En definitiva, debemos aplicar políticas nacionales que permitan fijar la población de estos bellos pueblos y que disfruten de las mismas posibilidades que aquellos que viven en una ciudad, con los mismos servicios y oportunidades”, concluyó Francisco Mestre.

 

El Presidente Francisco Mestre ha presentado las siguientes conclusiones:

 

  1. Política a favor del fomento del producto local y de proximidad

 

  1. Medidas fiscales. Bonificar cuota de autónomos, IAE e impuesto de sociedades e incluso IBI en los centros históricos o zonas protegidas

 

  1. Apuesta por el turismo de interior. Implicar a las eléctricas y empresas de telecomunicaciones para que se sensibilicen con el embellecimiento de nuestros pueblos (desde 1990 es obligatorio la retirada de cables por las empresas instaladoras)

 

  1. No queremos parques temáticos, queremos pueblos vivos. La belleza genera riqueza pero tenemos que ayudar a que esa belleza se pueda mostrar en toda su intensidad. Ayudar a aplicar medidas como construcción de aparcamientos disuasorios podrían ayudar mucho

 

  1. Necesitamos leyes que faciliten actuar con mucha más rapidez en los centros históricos contra los múltiples propietarios de casas que no se hacen cargo de ellas y que perjudican seriamente los conjuntos históricos. En otros países este problema no se ve.

 

  1. Hemos de proteger el valor histórico de nuestras viviendas y dotar a los constructores locales y particulares de elementos auténticos en las renovaciones o nuevas construcciones.

 

  1. Cubrir el 20% de población en España que tiene un Internet de muy baja calidad como para trabajar y crear riqueza desde ahí.

Bonilla de la Sierra, localidad situada en la provincia de Ávila.