Pedro Pascual, entre los halagos por destapar las listas de espera B y las peticiones de dimisión por "terrorismo sanitario"

Pedro Pascual, procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León. (Foto: Archivo).

Continúa la polémica en torno a las declaraciones sobre las listas de espera en el Complejo Asistencial de Ávila.

Tras las declaraciones realizadas en las Cortes de Castilla y León, en la Comisión de Sanidad, por Pedro Pascual, procurador de Por Ávila y ex director médico del Complejo Asistencial de Ávila, sobre la "manipulación" de las listas de espera en el mismo, las reacciones no han tardado en llegar desde los diferentes partidos políticos y sindicatos.

 

Como en toda polémica, la división de opiniones ha quedado patente sobre un asunto que, tras ser desvelado, ha generado dos corrientes: quienes alaban la sinceridad de Pedro Pascual y quienes piden la dimisión del procurador de Por Ávila por "terrorista sanitario".

 

En el primer grupo, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, ha señalado que desde Por Ávila van a "defender la trasparencia por encima de todo", haciendo referencia a la intervención de Pedro Pascual en la Comisión de Sanidad en las Cortes de Castilla y León en la jornada de ayer.

 

"Quiero entender que se refiere a los datos estadísticos, única y exclusivamente, en ningún momento se ha puesto en riesgo la atención sanitaria a los pacientes abulenses", ya que todos los profesionales del Complejo Asistencial de Ávila "están haciendo un gran trabajo para atender a los abulenses en las mejores condiciones".

 

Situación real de las listas de espera

 

En este sentido, UGT exige que "ante la enorme gravedad de las declaraciones" de Pedro Pascual se aclare "con luz y taquígrafos la situación real de las listas de espera" en el Complejo Asistencial de Ávila, tras recordar que "llevábamos años sospechando que la dirección del complejo no era clara en muchas de las informaciones que nos proporcionaba a través del Consejo de Salud de Área".

 

Además, el sindicato de clases pedirá al Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, José Francisco Hernández Herrero, como máximo responsable de los servicios públicos y presidente del Consejo de Salud de Área, que abra "inmediatamente" un expediente informativo en el que "se investigue si se ha estado manipulando la lista de espera o no".

 

Falta de ética y moral

 

En el otro extremo, Carlos García, presidente del Partido Popular de Ávila, ha mostrado su "incredulidad y estupor" ante las declaraciones de Pedro Pascual, las cuales ha calificado de "falta ética, moral y responsabilidad".

 

"Son motivos más que suficientes para no permanecer ni un minuto más en la responsabilidad de un cargo público", ha resaltado el presidente de los populares, tras preguntarse: ¿Qué piensan los demás directores de los complejos hospitalarios? y señalar que "somos conscientes que con este tipo de declaraciones se pone en tela de juicio el trabajo que hacen cientos de profesionales de la sanidad".

 

Terrorismo sanitario

 

Para Actúa, las declaraciones del procurador de Por Ávila ponen de manifiesto presuntas irregularidades "gravísimas" en un asunto tan "sensible" y que afecta tanto a la provincia de Ávila, una manipulación de listas de espera en todos los hospitales de la Comunidad que el propio Pascual califica de “terrorismo sanitario”.

 

Por ello, la formación de izquierdas exige la dimisión "inmediata" de procurador abulense por “terrorista sanitario”, algo que le inhabilita como representante público en las en las Cortes de Castilla y León.

 

"La confesión le implica en un presunto delito de prevaricación y falsedad de documento público, algo que debe ser debidamente investigado, más aún cuando, él mismo, afirma que era una práctica habitual en todos los Hospitales de Castilla y León", añaden desde Actúa.

 

Caiga quien caiga

 

En cuanto al PSOE, la formación de izquierdas señala que el asunto “no puede quedar en una simple disculpa pública sino que la sociedad abulense merece que se depuren responsabilidades, caiga quien caiga”.

 

Miguel Hernández, procurador socialista en las Cortes de Castilla y León, ha subrayado que “de la intervención de Pedro Pascual, al reconocer en sede parlamentaria que, a sabiendas, se han ocultado y manipulado datos oficiales, como son las listas de espera, pueden derivarse incluso responsabilidades de tipo penal”.

 

Por todo ello, el procurador socialista cree que “la Consejería de Sanidad está obligada a abrir una investigación urgente, aclarar de qué manera se ha gestionado la elaboración de las listas de espera y cómo es posible que se utilicen las listas de espera con intereses políticos, para ocultar a los usuarios del sistema público de sanidad los tiempos reales de demora para someterse a una intervención quirúrgica".

 

Dimisión inmediata

 

Por su parte, CCOO considera que las declaraciones de Pedro Pascual deberían ser "motivo suficiente" para dimitir de su cargo parlamentario. "La obediencia debida y la falsedad documental por parte de un cargo público reconocida en sede parlamentaria no pueden despacharse con unas simples disculpas", añaden desde el sindicato.

 

CCOO, a través de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios (FSS-CCOO CyL), estima que la acusación vertida tanto contra los anteriores equipos de la Consejería de Sanidad como contra los gerentes de los centros hospitalarios "obliga" a la nueva consejera del ramo, Verónica Casado, a abrir de inmediato una "investigación exhaustiva" sobre lo sucedido y depurar las responsabilidades a que haya lugar por esos hechos "fraudulentos"

Noticias relacionadas