Pedro Muñoz aboga por promover una Estrategia de Inclusión Laboral para personas con discapacidad

El diputado socialista señala que, de enero a octubre, solo 90 personas con algún tipo de discapacidad ha conseguido un empleo en nuestra provincia.

Pedro Muñoz ha recordado, con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que sólo una de cada cuatro personas con discapacidad en España está actualmente ocupada.

 

Cuando la situación laboral y económica aprieta, la sociedad empieza a sufrir las consecuencias. Todos los colectivos las padecen las consecuencias, pero no todos, lo sufren de igual modo. Uno de los colectivos que, incluso en épocas de bonanza económica, suele padecer más dificultades de inserción laboral es el de las personas con discapacidad. En general, el problema para el acceso de estas personas al mercado laboral no es únicamente económico. Siguen primando factores como los prejuicios sociales, el desconocimiento de la discapacidad, la desconfianza, etc”.

 

En Ávila, de enero a octubre únicamente 90 personas con algún tipo de discapacidad ha conseguido un contrato de trabajo, y éstos suelen tener, de media, salarios un 16% inferior a los del resto de la población”, ha dicho Pedro Muñoz quien ha remarcado que “los socialistas siempre hemos sido y somos muy sensibles con este sector de la población. De hecho, en nuestro programa de gobierno contemplábamos una serie de medidas para promover la inclusión educativa, laboral y social de las personas con discapacidad, entre las que figuran la potenciación de los Centros Especiales de Empleo o la aprobación de una ley de igualdad de trato y no discriminación”. 

 

El diputado abulense recuerda que “el PSOE ha presentado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a rebajar el grado de discapacidad exigido para anticipar la edad de jubilación. La iniciativa reclama al Ejecutivo revisar el Real Decreto 1851/2009, de 4 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 161 bis de la Ley General de la Seguridad Social, para que el grado de discapacidad que se exige durante el tiempo equivalente al período mínimo de cotización para poder acceder a la pensión de jubilación, sea igual o superior al 33%, sin perjuicio de que se mantenga la exigencia de un grado igual o superior al 45% en el momento de la solicitud”.

Noticias relacionadas