Pedro Cabrero representa a la Diputación en la comisión de la FEMP reunida en Barcelona

Reunión de la FEMP en Barcelona.

Pedro Cabrero, vicepresidente 1º de la Diputación Provincial de Ávila, participó ayer en la Comisión de la FEMP que agrupa a las Entidades Provinciales e Insulares celebrada en la capital catalana y en la que se destacó el papel fundamental de las diputaciones frente al reto demográfico

Para afrontar el reto demográfico es fundamental contar con las Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares. Así lo constataron casi cuarenta de los miembros que componen la Comisión de la FEMP, reunidos ayer en la sede de la Diputación de Barcelona, bajo la presidencia de Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén, que, sobre esta cuestión, puso de manifiesto que la pirámide poblacional se ha invertido y “las Diputaciones tienen mucho que decir.

 

No se puede hablar de reto demográfico de espaldas a los gobiernos locales, y las Diputaciones tenemos que ser mediadoras ante otros Gobiernos”, también a efectos de recuperar la gestión de los Fondos Feder. En el transcurso de la reunión, en la que se marcó el Plan de Trabajo de la Comisión para este mandato, también se defendió la necesidad de un nuevo modelo de financiación local, un modelo que se negocie en paralelo y de forma simultánea a la financiación autonómica, y que garantice que las competencias y actuaciones que realizan las Entidades Provinciales e Insulares cuentan con los recursos necesarios.

 

Para Francisco Reyes, el papel de las Diputaciones es fundamental en el ámbito de los servicios sociales, en el apoyo a pequeños y medianos municipios y también a la ciudadanía y, por ello, es fundamental que cuanto antes puedan disponer de los casi 30.000 millones de euros de superávit y remanentes con los que cuentan. A juicio de Reyes, poder hacerlo supondría favorecer el empleo en el mundo local y mejorar los servicios que se prestan.

 

En su intervención, y en relación con la tasa de reposición de efectivos, apostó por incorporar personal más especializado, para avanzar en cuestiones como la atención social o la digitalización. Destacó, asimismo, el papel que Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares están llamados a jugar en otras cuestiones como la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 o la lucha contra la violencia de género.

 

A lo largo de este mandato, la Comisión trabajará impulsar los órganos intermedios y, para ello, es preciso reivindicar su papel, un aspecto en el que también incidió el vicepresidente de la Comisión, presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García. Para ese impulso, la Comisión acordó reunirse con carácter ordinario cada cuatro meses y en diferentes lugares de España, y celebrar Subcomisiones con la misma periodicidad, de manera que cada dos meses se realizarán encuentros de alguno de estos órganos. El próximo mes de abril, tras la Semana Santa, se celebrará una Subcomisión; y en junio, la Comisión se reunirá de nuevo.

 

La presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marín, anfitriona del encuentro, defendió que Diputaciones son instituciones útiles para ciudadanos y ciudadanas. Para Javier Aureliano García “nuestro papel es igualar las oportunidades de los territorios”.