Pascual a Mañueco, ante el aumento de ataques de lobos: "Está perdiendo el sur de Castilla y León"
Cyl dots mini

Pascual a Mañueco, ante el aumento de ataques de lobos: "Está perdiendo el sur de Castilla y León"

Pedro Pascual, procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León.

El procurador de Por Ávila reclama al presidente de la Junta mayor protección para el ganadero frente al lobo.

El portavoz de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Pedro Pascual, ha preguntado al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, sobre las medidas tras el incremento de ataques mortales de lobo a cabañas ganaderas al sur del Duero, especialmente en la provincia abulense. El representante de la formación amarilla ha acusado al Gobierno regional de “falta de previsión” y “conocimiento del territorio” respecto a la situación de los ganaderos.

 

Pascual ha recordado en el Pleno de las Cortes al presidente de la Comunidad, que el 68 por ciento de los ataques mortales de lobo al sur del Duero en 2018 tuvieron lugar en Ávila. También ha recogido las cifras de las organizaciones profesionales agrarias y ganaderas, que elevan la cifra en la provincia abulense de los 1.382 a 2.000 animales muertos, sumando los desaparecidos y los que mueren meses después del ataque.

 

Además, ha criticado que las cifras del censo del lobo que se manejan actualmente sean del último censo, de 2012-13, publicado en 2018. “Me temo que hasta 2028 no sabremos cuántos lobos tenemos hoy”, ha ironizado Pascual tras la respuesta del presidente, quien en su réplica ha dado la razón al procurador de Por Ávila y, además, ha reconocido que la directiva europea Hábitats está obsoleta.

 

Censo actual de lobos

 

El procurador de Por Ávila ha añadido que “no cuadran las cifras” entre los datos del censo de lobos que maneja la Junta y las que barajan los ganaderos, algunos de los cuales -según datos publicados en medios de comunicación- hablan de 300 lobos en la provincia.

 

Finalmente, Pascual ha lamentado que la Junta prefiera “decir que tiene las manos atadas por Europa para no pensar” en “posibilidades de convivencia y equilibrio natural”. Asimismo, ha recalcado “aunque hay que proteger al lobo al sur del Duero también hay que proteger al ganadero” porque “si nos quedamos sin ganaderos nos quedamos sin nuestros pueblos”.