'Pan de Ávila', nueva marca colectiva como seña de identidad de los alimentos de la provincia
Cyl dots mini

'Pan de Ávila', nueva marca colectiva como seña de identidad de los alimentos de la provincia

Presentación de la marca colectiva 'Pan de Ávila'

Una marca que contribuirá a su protección, a mejorar la comercialización y a dar a conocer este alimento en la provincia abulense

El patio de Armas del Torreón de los Guzmanes ha sido el lugar escogido para la presentación en sociedad de ‘Pan de Ávila’, la nueva marca colectiva que impulsa la patronal CEOE-Empresarios Ávila. Una nueva denominación que tiene como fin reconocer un producto que se ha producido a lo largo de los siglos en la provincia abulense y que se sigue elaborando en la actualidad.

 

Una marca que contribuirá a su protección, a mejorar la comercialización y a dar a conocer este alimento, así como los lugares en los que se realiza. La creación de este pan se debe a un proyecto surgido hace años en la anterior junta directiva de la Asociación Abulense de Empresarios de Panadería, cuyo presidente al cargo era Lorenzo Alonso, que luchó junto con su equipo directivo para recuperar el pan que los antepasados comían en la provincia de Ávila: el llamado Pan de Ávila. Por aquel entonces se encargaron una serie de estudios históricos-gráficos con el fin de encontrar los fundamentos históricos y de justificación del nombre Pan de Ávila.

 

Este alimento, mezcla ente flama y candeal, empezará a elaborarse en diferentes partes de la provincia: Valle del Tiétar- Sotillo de la Adrada, Vega del Valle del Alberche-Navaluenga, Las Navas del Marqués, Martiherrero, Valle de Amblés-Muñogalindo y Narrillos de San Leonardo.

 

Seis obradores serán los encargados de su elaboración, que por sus características de distribución pueden ofrecer este pan en diferentes zonas de la provincia son Panadería Corralejo de Navaluenga, Tahona Araujo de Narrillos de San Leonardo, Panadería Rafael Hernández de Muñogalindo, Panadería Martiherrero, Horno del Marqués de Las Navas del Marqués y la Tahona de Sotillo de la localidad de Sotillo de la Adrada.

 

Panaderías, todas ellas, que mantienen su carácter tradicional, con algunas que cuentan con más de 100 años de antigüedad, aunque sin renunciar a las nuevas tecnologías en su afán de producir un producto de calidad. Por lo que todos los establecimientos donde se comercializará el Pan de Ávila contarán con un distintivo y cada pieza tendrá un número de serie para para proteger este producto de posibles imitaciones, además de proteger su existencia.

 

Una iniciativa de los empresarios de este sector que viene a potenciar y reafirmar la calidad, al sabor, a la innovación y la excelencia de los procesos y en el uso de materias primas que caracteriza al pan de Ávila”, ha resaltado el presidente de la Diputación Provincial, Carlos García,  ya que “pocos panes de España tienen la calidad del que se elabora en nuestra tierra”.

 

Una apuesta decidida por una marca colectiva en el que la hostelería es un factor fundamental en este proyecto, “porque tiene que ser la marca que imponga y ponga este pan en sus restaurantes para que forme parte del tipismo de Ávila y que los restaurantes pueden presumir de ofrecer y ofertar el pan de Ávila”, ha resaltado Juan Saborido, presidente de CEOE Ávila.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: