Pacto de no agresión Sánchez/'barones' para tener en paz el congreso federal y los autonómicos

El secretario general elegido por las bases ofrece a los líderes territoriales listas de unidad de cara al congreso federal que debe ratificarle a cambio de congresos regionales tranquilos.

El nuevo secretario general 'in pectore' del PSOE, Pedro Sánchez, ha empezado a trabajar para tener un congreso nacional 'tranquilo' y dejar atrás las convulsiones en el seno del socialismo. Y es que, a pesar de haber obtenido el respaldo de las bases en las primarias, todavía tiene que ser refrendado en el Congreso Federal de los días 17 y 18 de junio. Para ello, estaría buscando la manera de asegurarse al menos el 50% del millar de delegados que se designan en los 'congresillos' provinciales.

 

El proceso arranca este día 24 de mayo, cuando se abre el plazo para presentar listas. En cada agrupación se eligen delegados en función del número de afiliados, conforme a este reparto: la mitad de los delegados para la lista más votada y el resto de manera proporcional. Para ello, Sánchez está ofreciendo listas de unidad o conjuntas que respeten el resultado de las primarias, con los 'hombres de Sánchez' en mayoría, de manera que no habría pugna y cada agrupación elegiría delegados de tal modo que en el congreso federal Sánchez se aseguraría ser ratificado.

 

Esto es algo que los 'barones' aceptarían para no generar más ruido en torno al nuevo secretario general, y a cambio de una cosa: tener congresos autonómicos tranquilos. La oferta de los 'sanchistas' vendría acompañada de un pacto de no agresión a nivel regional, y quizás provincial, donde no habría más cambios que los marcados por renuncias o cambios de ciclo, nada de 'pasar cuentas pendientes'. Si unos y otros aceptan y el PSOE se da un congreso tranquilo se sabrá esta semana: los 'congresillos' requieren listas el día 24 y culminan el día 28.