Pablo Pérez Villán, uno de los fallecidos en el atentado de Barcelona, vinculado a Tórtoles de Esgueva

Pérez Villán, de 34 años, era un joven muy conocido en el municipio burgalés por lo que su muerte ha provocado el "shock" de los vecinos.

Pablo Pérez Villán, vinculado a la localidad burgalesa de Tórtoles de Esgueva de donde es su madre y abuela, es uno de los fallecidos en el atentado terrorista perpetrado en Barcelona el pasado jueves.

 

Pérez Villán, de 34 años, era un joven muy conocido en el municipio burgalés por lo que su muerte ha provocado el "shock" de los vecinos, según publica este sábado Diario de Burgos en una información recogida por Europa Press.

 

Las primeras investigaciones apuntan, tal y como relatan las mismas fuentes, a que el joven burgalés fue apuñalado por uno de los terroristas en el coche que arrolló a varios agentes para tratar de saltarse los controles policiales estbablecidos después de que una furgoneta arrollase a numerosas personas, causando la muerte a más de una decena, en La Rambla de Barcelona.

 

Los vecinos de Tórtoles de Esgueva coinciden en calificar a Pablo Pérez Villán como "un buen chico" que, según indican, había desempeñado en los últimos años varías labores en diferentes ONGs.

 

Tras conocerse su fallecimiento, la localidad burgalesa celebró una misa en su recuerdo y se guardó un minuto de silencio en la Plaza Mayor del municipio.