Otra fecha clave para el complejo calendario político de Castilla y León
Cyl dots mini

Otra fecha clave para el complejo calendario político de Castilla y León

Mañueco anuncia congreso del PP regional en enero: llegarán con presupuestos recién estrenados o sin acuerdo. Lo que ocurra en el cónclave autonómico marcará estrategias de uno u otro modo para un proceso electoral inciero, pero inexorable.

El calendario político de Castilla y León sigue sumando fechas clave que componen un cronograma complejo, un puzle que parece enfocado de manera irremediable a una cita electoral que se mantiene, semana tras semana, impertérrita en el horizonte frente a todo tipo de aseveraciones. Y si no había suficiente tela que cortar hasta final de año con la negociación y, posible, aprobación de los presupuestos de la comunidad para 2022, ahora ya sabemos que el partido hegemónico empezará el año con congreso territorial.

 

Hace poco más de una semana las Cortes daban el visto bueno a un primer paso para conseguir la aprobación de las cuentas regionales del año que viene con el rechazo a las enmiendas a la totalidad. Evitaba entonces el bipartito de Castilla y León una situación de peligro como la que sí va a tener que afrontar la misma dupla en Andalucía. La clave fue una simple abstención, la de Por Ávila, con la que PP y Cs negocian discretamente desde hace semanas. Suficiente para obtener un resultado ajustado, para lo bueno y para lo malo.

 

En la votación quedó claro que, a pesar de las declaraciones públicas para invitar a otras formaciones, sólo hay una en la agenda del Gobierno de la Junta para lograr la salida a lo que puede convertirse en un laberinto. El resto no parecen dispuestas a cooperar, ni siquiera a cambio de concesiones, y hoy por hoy la única opción es la formación abulense, aunque con su plácet basta y sobra. Bastante más de lo que tiene Juanma Moreno en Andalucía.

 

¿Habrá o no presupuestos? Lo sabremos antes del 23 de diciembre, cuando se produce la votación definitiva para que, con el tiempo justo, Castilla y León empiece el nuevo año con las cuentas del ejercicio natural, como ha conseguido el Gobierno central. Para entonces, el PP llevará días trabajando en una segunda línea, esta vez interna, la de su congreso territorial.

 

Si hace unos días Mañueco anunciaba cónclave de los 'populares' de Castilla y León para el primer trimestre de 2022 "o antes", ahora sabemos que será más pronto que tarde: el fin de semana del 15 y 16 de enero en León. Allí pretende Alfonso Fernández Mañueco iniciar una etapa nueva en sus filas para la que no faltan retos. El primero, completar los procesos provinciales con el de Salamanca, el único que falta y sobre el que se ciernen nubarrones judiciales tras la imputación de su presidente provincial, Javier Iglesias.

 

No menos crucial es engrasar los resortes para una futura cita electoral. Dice el presidente del PP regional que la celebración del congreso en el mes de enero “no tiene nada que ver” con un posible adelanto electoral, pero si para cuando llegue no hay acuerdo de presupuestos la primera e irrenunciable función del cónclave interno será prepararse para las urnas. Nadie cuenta con un fracaso en la negociación presupuestaria que lleve a elecciones, pero de todas todas la fecha está cada vez más cerca y enero de 2022 es menos de año y medio vista para el final 'natural' de la legislatura, así que el congreso será 'electoral' sí o sí. Mañueco llegará a enero con presupuestos estrenados o sin acuerdo: terreno abonado para las especulaciones en todo caso.