Ornua vuelve a producir dos años después de su devastador incendio

Personalidades políticas y empresarial en el acto de reinauguración de Ornua.
Ver album

La fábrica se ha reconstruido en la misma parcela donde se quemó dos años atrás gracias a una inversión de 30 millones de euros

Ornua Ingredientes Europa, la empresa proveedora y líder mundial de producción de mozzarella para pizza vuelve a producir actividad en Ávila dos años después del devastador incendio que sufrió en sus instalaciones, concretamente en la madrugada del sábado 5 de noviembre de 2017. Desde aquel fatídico suceso, la multinacional de orígen irlandés no ha cejado en su empeño por seguir apostando por la capital abulense como uno de los centros de producción alimenticios que tiene en todo el mundo, que acompañada por el apoyo de las administraciones públicas, y sus propios clientes, proveedores y trabajadores vuelve a estar en pie con un total de 115 trabajadores y mediante una inversión en su reestructuración de 30 millones de euros.

 

Un arduo trabajo para volver a poner en pie la fábrica, que si bien se encuentra desde el pasado mes de junio produciendo, esperan sus dirigentes que a finales de este año pueda estar rindiendo al cien por cien de su capacidad. De hecho, según ha manifestado el managing director de Ornua, Joan Bombardó la nueva fábrica, que está levantada sobre los terrenos de la anterior, en el Polígono de Vicolozano, podrá producir el doble de mozarella que lo hacía hasta el momento de su desaparición.

 

 La inauguración ha contado con la presencia de  la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, además de las autoridades locales, la embajadora de España en Irlanda, Sile Maguire, y del Ceo de Ornua, John Jordan, quien ha recordado con emoción la implicación de todos los agentes implicados para levantar la nueva factoría.

 

 En dicho acto, Valerio ha destacado  ha destacado la “rentabilidad” que conlleva "invertir bajo las premisas de los valores compartidos como sociedad, generar trabajos dignos y con futuro, comprometerse con las iniciativas sociales locales e invertir en la sostenibilidad de nuestro planeta". Además de elogiar la iniciativa privada, ya que según ella “adquiere un reconocimiento especial cuando la responsabilidad social aporta valor a la empresa y al territorio donde se desarrolla”. Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco ha reivindicad la “rápida reacción” de la Administración regional para lograr la reconstrucción de la planta y el mantenimiento del empleo, “algo que se consiguió”, según él, por “las gestiones políticas realizadas desde el mismo día del incendio para la reconstrucción”.

 

Mañueco ha recordado que después del incendio que los trabajadores pudieron percibir sus salarios mediante un Expediente de Regulación de Empleo y las ayudas para trabajadores afectados acordadas en el marco del Diálogo Social, y “que ascendieron a casi medio millón de euros”. Además, de recordar que la Junta se comprometió con el apoyo a la inversión de la empresa, “ofreciendo la convocatoria de ayudas a la industria agroalimentaria que se resolverá en breve”.

 

En este sentido, Fernández Mañueco, ha equiparado la reconstrucción de la planta de Ornua “como un ejemplo del respaldo de la Junta de Castilla y León a la industria y al empleo de Ávila”, con los casos de Elgorriaga y de Nissan.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: EDGAR PALOMO