Once internas en Brieva superan el curso de "Servicios de Auxiliares de Estética"

Entrega de diplomas a las internas tras el curso de estética.

Mercedes Martín, delegada del Gobierno en Castilla y León, ha entregado estos diplomas con el fin de que estas reclusas "se integren en el mercado laboral" con mayor facilidad.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha entregado esta mañana en el Centro Penitenciario de Brieva a once internas los diplomas expedidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que acreditan su capacitación para el desarrollo de una actividad laboral dentro del ámbito de la estética.

 

Estos diplomas o certificados son títulos oficiales que aseguran que han recibido la formación necesaria en el ámbito laboral para desarrollar estas tareas. Tienen plena validez en todo el territorio nacional.

 

En el centro penitenciario de Brieva se imparte, desde hace años, formación a las internas a través de estos certificados de profesionalidad. Esta es la segunda edición del certificado “Servicios de Auxiliares de Estética”. 

 

El año pasado 13 internas se formaron mediante el certificado de profesionalidad de “Operaciones básicas de cocina” y años anteriores se impartió otro de “Patronaje y confección”. Tal y como ha destacado la delegada, “esta formación reglada facilita a las internas su inserción en el mercado laboral una vez salgan del centro penitenciario y su reinserción social”.

 

El certificado de “Servicios Auxiliares de Estética” tiene un nivel 1 de cualificación profesional y para su impartición las internas han recibido formación durante medio año, entre enero y junio. Han sido 360 horas de formación de las cuales, 120 horas son prácticas profesionales no laborales.

 

Los módulos formativos que han superado con éxito las 11 internas que reciben el título acreditativo son higiene y seguridad aplicadas a centros de belleza, cuidados estéticos básicos en uñas, depilación mecánica y decoloración del vello y maquillaje de día. Las formadas son de diversas nacionalidades: españolas, lituanas, portuguesas, rumanas y rusas.

 

Este certificado de profesionalidad pertenece a la familia profesional de “Imagen personal” dentro del área profesional de “Estética”. Acredita que las reclusas que han obtenido el diploma están capacitadas para desarrollar ocupaciones o puestos de trabajo relacionados con ayudantes de manicura y maquillaje.

 

Mercedes Martín ha felicitado a las once mujeres que han recibido el título y les ha deseado que “les permita acceder al mercado laboral lo antes posible”.

 

CENTRO PENITENCIARIO DE BRIEVA

 

Para la delegada del Gobierno, “los centros penitenciarios de las sociedades modernas no buscan castigar al reo, persiguen su reinserción social. Para conseguir este objetivo la piedra angular es la aportación que seamos capaces de ofrecer a los internos y a las internas, los valores que se transmiten en el día a día”. 

 

La representante del Gobierno de España en esta comunidad autónoma se ha referido a la cita de Dostoyevski que dice que “el grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos”. Y ha añadido que en este plural, el masculino está bien traído porque las internas apenas representan el 8% de la población reclusa en España, una cifra que se acerca a las 51.000 personas”.

 

Además, el 34% de ellas tienen condenas inferiores a 3 años y la mayoría por delitos contra el patrimonio y contra la salud pública. Son datos muy recientes porque esta misma semana el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ha reunido un grupo de trabajo para elaborar una radiografía integral sobre la situación actual de las mujeres en prisión.

 

Fomentar el tercer grado, los cursos de formación y el trabajo remunerado son algunas de las propuestas de integración social para las 3.900 internas de centros de la Administración del Estado.

 

Un centenar de ellas se encuentran en el centro de Brieva. En la reunión monográfica para abordar la situación de las mujeres en prisión, se coligió que había que tratar de aumentar la cantidad y la calidad de los puestos de trabajo productivo y remunerado y ampliar la oferta de formación.