Obama considera que EspaĂąa no reaccionĂł con suficiente rapidez a la crisis

"Hay paĂ­ses como EspaĂąa, en los que, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, no reaccionaron todo lo rĂĄpido que hubieran podido"

EspaĂąa ha sido utilizada por el presidente de EEUU, Barack Obama, como ejemplo de la falta de reacciĂłn de Europa ante la crisis, seĂąalando que en el caso de la economĂ­a espaĂąola esto ha supuesto la entrada en un cĂ­culo vicioso en el que cada vez es mĂĄs difĂ­cil obtener financiaciĂłn y caracterizado por el elevado desempleo y las dificultades con la deuda.

"Europa lleva tiempo en problemas, probablemente porque ellos no reaccionaron tan rĂĄpidamente como nosotros lo hicimos a la hora de hacer frente a los problemas financieros tras el estallido de la crisis", indicĂł el presidente de EEUU y candidato a la reelecciĂłn en los comicios del prĂłximo 6 de noviembre durante su intervenciĂłn en el 'late night' de Jay Leno.

"Hay paĂ­ses como EspaĂąa, en los que, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, no reaccionaron todo lo rĂĄpido que hubieran podido, y empezaron a tener dificultades para obtener crĂŠdito", seĂąalĂł Obama.

En este sentido, el actual inquilino de la Casa Blanca seĂąalĂł que la economĂ­a espaĂąola se ha visto inmersa en un cĂ­rculo en el que el desempleo y el incremento del gasto ha provocado mayores necesidades de pedir prestado, aunque cada vez a mayor coste.

AsĂ­, Obama ha mostrado la disposiciĂłn de su AdministraciĂłn para colaborar con sus socios europeos en la bĂşsqueda de "un plan creĂ­ble" que contribuya a mantener una Europa unida, ya que se trata del primer socio comercial del EEUU.

"Es importante para nosotros, ya que se trata de nuestro mayor socio comercial, vendemos allĂ­ un montĂłn de productos y (la crisis europea) ha sido un lastre para nuestra economĂ­a, que a nivel local se estĂĄ fortaleciendo", asegurĂł el presidente de EEUU.

De este modo, a falta apenas de dos semanas para las elecciones presidenciales en EEUU, Obama utiliza un argumento que recuerda al esgrimido hace menos de un mes por su rival electoral, el republicano Mitt Romney, quien en el primer debate entre los dos candidatos puso a EspaĂąa como ejemplo de lo que no debe hacerse en materia de control de las cuentas pĂşblicas.

"EspaĂąa gasta el 42% de su economĂ­a en gastos gubernamentales, yo no quiero ir por esa vĂ­a, quiero ir por la vĂ­a de crear empleos en este paĂ­s", dijo entonces Romney.