Noche en vela por una entrada: Desde las 4:30 haciendo cola ante la sede de Unionistas

Cola ante la sede de Unionistas para comprar entradas del partido. Foto: F. Oliva

A las 10:00 horas se abre la sede de Unionistas para vender las últimas entradas de la Copa. Más de 500 personas a la espera, algunos desde las 4:30. Solo hay 350 localidades.

Sus nombres Óscar, Miguel y Laura y su objetivo hacerse con una entrada para el histórico Unionistas-Real Madrid. Ellos son la cabeza de la larga cola de personas que aguarda para hacerse con una entrada quedan para el partido de Las Pistas. Más de 500 personas aguantando sobre todo un frío que pela pero lo dan por bueno si consiguen su localidad, algo que no tienen garantizado. Como máximo se venden dos entradas por persona y hay unas 350 disponibles, pero aquí todos aguantan.

 

En el caso de los tres primeros han pasado el primer tramo de espera dentro del coche aparcados a la misma puerta de la sede, con víveres y pasando mucho frío. Se les nota en la cara aunque van tapados hasta arriba. Son seguidores del Real Madrid, no son son socios de Unionistas y por eso han tenido que recurrir al 'madrugón' de sus vidas para intentar ver al equipo de su alma.

 

Detrás de ellos muchas personas en ordenada fila que recorre la calle Pontevedra, donde tiene la sede Unionistas, gira por María la Brava y vuelve a girar hacia calle Concordia, cuyo recorrido casi agotaba a las 9 de la mañana. No todos de los que pasan frío a esta hora van a lograr entrada.