"No sĂŠ si dentro de 20 dĂ­as estarĂŠ aquĂ­"

El Presidente de Caja de Ávila indica que 2012 "ha sido el peor aùo de la historia" de la entidad, que en breve comenzarå su transformación en fundación

El presidente de Caja de Ávila, Pablo Luis Gómez, ha asegurado este viernes que "2012 es el peor aùo de los 134 de historia de Caja de Ávila", en referencia a que es el aùo en que Caja de Ávila va a dejar de ser una entidad financiera para transformarse en una fundación que va a tener por objeto la realización de obras sociales propias para las que ademås va a tener que buscar financiación.

El responsable de la entidad ha manifestado que el Senado ha acortado de 6 a 5 meses el plazo estipulado en la modificación presentada al Real Decreto de las Cajas de Ahorros en el Congreso de los Diputados para que todas las cajas que hubieran perdido su porcentaje de participación en los bancos que estaban constituyendo se transformaran en fundaciones, por lo que el próximo 27 de noviembre cesarån los órganos de gobierno de la entidad abulense, que pasarå a ser tutelada por la Junta de Castilla y León.

"El legislador ha modificado las reglas del juego y lo único que ha hecho ha sido precipitar el acontecimiento", ha indicado Pablo Gómez, quien ha apuntado que "estamos en un momento cambiante y ni siquiera sÊ si dentro de 20 días estarÊ aqui al frente de este proyecto de transformación en fundación", dado que a partir del día 27 el protectorado de la Junta nombrarå una Comisión Gestora que se va a encargar de avanzar en el proceso de transformación en fundación.

El presidente de Caja de Ávila ha seùalado que estaba previsto comenzar el aùo 2013 siendo ya fundación y que los trabajos "los tenemos muy avanzados colaborando con la Junta de Castilla y León en todo el proceso", por lo que la única diferencia serå "que se va a hacer por ley lo que teníamos que haber hecho los órganos de gobierno". En este sentido, Gómez ha mostrado su disposición a continuar si el Gobierno Regional decide que sean las mismas personas las que conduzcan la Comisión Gestora y que en caso contrario se marcharå "con la tranquilidad de haber hecho lo que hemos podido hacer y con la conciencia del trabajo".

Con respecto a la actividad que desempeĂąa la fundaciĂłn resultante, Pablo GĂłmez ha asegurado que "no se va a diferenciar prĂĄcticamente en nada con la actual Obra Social, se van a hacer las mismas cosas que se venĂ­an haciendo dependiendo de los recursos", aunque ha matizado que "no se podrĂĄ hacer obra social al nivel de los Ăşltimos aĂąos pero sĂ­ hay un plan de vialbilidad consensuado con la Junta de Castilla y LeĂłn que someteremos a la aprobaciĂłn del Consejo de AdministraciĂłn la prĂłxima semana".

La transformaciĂłn en fundaciĂłn, segĂşn marca la ley, afectarĂĄ a todas todas las cajas que tengan menos de un 25% de las acciones de control del banco que en su momento constituyeron, y eso afecta a las siete cajas que constituyeron Bankia.