"No estamos dispuestos a que Nissan se vuelva a reír de toda una plantilla, del Comité de Empresa y de toda una ciudad"

Comité de los Trabajadores de Nissan. (Foto: Edgar Palomo)

El Comité de los Trabajadores de Nissan insta a la marca a cumplir los acuerdos del plan industrial y a que explique sus intenciones después de la fabricación del último camión, el 9 de agosto

El Comité de Empresa de Nissan ha mostrado su malestar por las dudas generadas  por parte de la compañía nipona hacia los trabajadores en el cumplimiento de todas las medidas acordadas en el convenio adoptado entre todas las partes para la reconversión de la planta automovilística en una fábrica de recambios. Dicho Comité llegó a un acuerdo con la compañía en el año  2017, por el que evitó su cierre, pero que suponía una reducción tanto económica como de las condiciones laborales de todos los trabajadores.

 

Ese acuerdo, según Felipe González, presidente del Comité de Empresa,  se basaba en tres pilares fundamentales, como “la fabricación de recambios para la alianza Renault- Nissan, la construcción de una planta de estampación y una actividad de logística para que el flujo de los recambios se puedan almacenar mediante una nave en Vicolozano”.

 

Ante todas esas promesas, firmadas y acordadas entre todas las partes, los representantes de los trabajadores se muestran dudosos de que los plazos y los planes finalmente puedan ser realidad. Primero, según González “ la nave de estampación lleva casi un año de retraso” y que tendría que estar abierta en abril de 2020, y por otro lado por la información filtrada interna procedente por el departamento de la marca nipona que hacía referencia a que la nave de Vicolozano se había suspendido por parte de Nissan.

 

Ante esta noticia, González ha dejado entrever que el Comité se reunió con la dirección industrial de Nissan y la dirección de recursos humanos “en las que dejaron entrever que algo había”. “No fueron claros en esa reunión y el acuerdo al que llegamos no es cuestionable, es un acuerdo que hay que cumplirlo”, sentencia el portavoz de los trabajadores. Ante esta tesitura, González afirma que los trabajadores de Nissan tuvieron una reunión el pasado lunes con el vicepresidente de Nissan al cual le remitieron esta información, “a la cual Nissan dice que el proyecto sigue adelante con los mismos planes, pero a raíz de todas estas informaciones le dijimos claramente que la credibilidad de la empresa está en entredicho”.  Por lo que El Comité ha solicitado una garantía formal de manera verbal y escrita en forma de documentación, con la cual tengan una certeza de cumplimiento con lo acordado.

 

“Nosotros en la reunión de ayer con Carlos Martín Tobalina le transmitimos las dudas que nos genera la compañía ante los planes industriales, por lo que solicitamos a la Junta que queríamos unas garantías y se ha comprometido a que nos va a llegar la información. También la de una mesa de trabajo quincenal para ir revisando los avances del proyecto en su conjunto”. A su vez, El Comité de Empresa ha anunciado que se reunirá el próximo 5 de junio con la dirección de Nissan para conocer las intenciones que tiene la marca a partir de septiembre de este año, ya que desde el 9 de agosto no se fabricarán camiones en la planta de Ávila.

 

Por su parte el responsable de UGT de la sección sindical de Nissan, Iván Zazo, ha sido en este caso más contundente con la Junta y con la dirección de la marca nipona, al afirmar que en la reunión mantenida ayer con estos dos organismos no se les presentó la documentación prometida de dichos planes. “Eso a nosotros nos genera dudas, por lo que pedimos que se cumpla el convenio”.” El acuerdo dice que tienen que construir la nave de estampación y el almacén de Vicolozano que tenemos dudas de que se vaya a llevar a cabo, porque no tenemos la certeza de que se vaya a cumplir el acuerdo pactado”.

 

Zazo se muestra molesto porque a su juicio “se están incumpliendo ciertas cosas propuestas en ese plan industrial, por lo que pedimos que se cumpla en su totalidad”. Ante esta tesitura,  el Comité de Empresa ha acordado la realización de dos días de huelga, sin fecha aún, “si Nissan no deja claro a los trabajadores que va a cumplir con el convenio colectivo. ”De no ser así se van a enfrentar a los trabajadores, porque no estamos dispuestos a que se vuelvan a reír de toda una plantilla, del Comité de Empresa y de toda una ciudad como ha pasado hasta ahora”.