Nissan confía en llegar a un acuerdo en los últimos dos días de negociación

La Dirección de Nissan ha insistido hoy en la necesidad de alcanzar un acuerdo antes del próximo 14 de junio para empezar la aplicación del proyecto que garantice el futuro de la planta de Ávila.

La Dirección y el Comité de Empresa han mantenido hoy el quinto encuentro para alcanzar un acuerdo, ante la proximidad de la fecha límite el próximo miércoles 14 de junio. Aun así, y teniendo en cuenta el estado actual de las negociaciones, ha advertido que en el caso de que no se llegue a un acuerdo, Nissan debería estudiar "la puesta en marcha de medidas más traumáticas para la plantilla". 

 

Respecto a la propuesta que convertiría a la planta de Ávila en un nuevo centro de piezas de recambios para el mercado de postventa de la Alianza Renault – Nissan en Europa, la Dirección pone encima de la mesa medidas de avance. Sin embargo, y según envían en una nota de prensa, la Representación de los Trabajadores "continúa sin aceptar las condiciones del convenio de Renault, un punto fundamental para alcanzar el acuerdo". En este sentido, se ha insistido en que la única viabilidad del proyecto pasaría por la adopción por parte de la plantilla del convenio laboral de Renault, dentro del polo industrial de Castilla y León que engloba a más de 12.000 trabajadores.

 

Recuerdan en un comunicado que "la Alianza ha propuesto una solución de futuro estable, duradera y muy competitiva para los empleados de la planta de Ávila". Según la propuesta de la Dirección, la nueva planta daría servicio a los clientes de Renault y Nissan a partir de 2020, convirtiéndose en un centro único de recambios dentro de la Alianza, que permitiría continuar con una producción y empleo estables en Ávila, dado que las marcas de automóviles están obligadas a proporcionar piezas de repuesto de sus vehículos durante 10 años. En este centro se fabricarían piezas para los modelos de Renault y Nissan en Europa y Rusia.

 

La reunión de hoy ha servido para continuar avanzando en materia de garantías salariales y de empleo. En concreto, como una medida más para mitigar el excedente de plantilla de 2020 a 2023,  la Dirección ha ofrecido un complemento del 75% ampliable hasta al 90% a través de formación, del salario bruto en el caso de que fuera necesario aplicar un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) durante dicho período.

 

En los cinco encuentros oficiales mantenidos hasta ahora con los representantes de los trabajadores la Dirección de Nissan ha ofrecido "una serie de compromisos con el fin de alcanzar un acuerdo que permitiría la viabilidad de la fábrica" han señalado desde Nissan. Entre ellos destaca la garantía de empleo en Ávila hasta la finalización de la fabricación de camiones en el año 2019 y el compromiso de continuar buscando nuevas cargas de trabajo y/o negocios. La intención de la Dirección sería recuperar los niveles actuales de empleo de la planta lo antes posible.

 

Además, para facilitar el proceso de adaptación de los trabajadores de la planta de Ávila al convenio de Renault, Nissan ha previsto un bono de aceptación que supondría 2,5 veces la diferencia del salario actual con el nuevo convenio. Una vez aceptado el convenio laboral de Renault, los trabajadores de la planta de Ávila que no desearan formar parte del nuevo proyecto podrían acogerse a una baja incentivada, que incluiría 50 días de salario por cada año trabajado.

 

Asimismo, en dichas reuniones con el Comité de Empresa, la multinacional nipona ha recordado el ofrecimiento de empleo dentro de las operaciones de la Alianza en el Polo Industrial de Castilla y León a todos los empleados de la planta de Ávila.

 

No obstante, estas propuestas de avance puestas encima de la mesa por parte de la Dirección "no se han visto reflejadas en un cambio de posicionamiento por parte del Comité de Empresa". Recuerdan desde la empresa que aunque no se está avanzando lo suficiente en las negociaciones, "la Dirección de Nissan sigue comprometida con el diálogo para alcanzar un pacto dentro de la fecha establecida. La expectativa es llegar a un acuerdo y poner en marcha este proyecto lo antes posible, en beneficio de los empleados de la planta abulense, sus familias y de toda la ciudad de Ávila".