Nissan Ávila pone en pie de guerra al sindicalismo estatal

Comparecencia de los sindicatos, este jueves. Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

Responsables nacionales de UGT, CCOO y SIGEN-USO poyan en Ávila a los trabajadores y exigen al Gobierno que fuerce a la multinacional a cumplir sus compromisos.

Líderes sindicales del sector de la Industria y la Automoción en España han exigido este jueves en Ávila al Gobierno Central que fuerce a Nissan a cumplir con los compromisos adquiridos tanto con sus trabajadores como con las Administraciones, después de que hace unos días la factoría abulense dejase de producir el camión NT500 al 7% de la producción estimada.

 

Los sindicatos UGT, CCOO y SIGEN-USO han comparecido para exigir también una reunión específica entre el Ministro de Economía y Nissan, más allá del encuentro que se pueda llevar a cabo estos días en el Foro de Davos, y para anunciar que han solicitado reuniones con todos los actores corresponsables de la situación, como los responsables de la multinacional en Europa, el embajador de Japón , el Ministro de Economía o incluso un encuentro al máximo nivel político con el Presidente del Gobierno.

 

El responsable estatal del sector de Automoción de UGT, Jordi Carmona, aseguraba que "no vamos a permitir que Nissan incumpla los compromisos que mantiene con los trabajadores de la planta de Ávila y el Gobierno después de todos los esfuerzos que se han hecho" y señalaba al Gobierno de la Nación como "actor fundamental" que "tiene que tomarse en serio que la Industria es el motor principal de España y que si desaparece Nissan Ávila sería la punta de lanza de la desindustrialización a nivel estatal".

 

Carmona ha pedido al Ejecutivo que "haga los esfuerzos necesarios" para que la planta de Ávila se mantenga y ha señalado que "no entendemos que se hayan dado subvenciones sin tener claro para que son, sin un futuro". En este sentido, ha manifestado que la parte sindical "llevaremos a cabo todas las acciones necesarias para que el Gobierno fuerce a la multinacional a cumplir sus compromisos".

 

Por su parte Joaquín Ferreira, Secretario de Automoción de CCOO, se ha preguntado "si Ávila es un desierto industrial, ¿qué va a pasar si nos pnemos en el peor de los casos con Nissan?". Ferreira ha indicado que los trabajadores de Nissan Ávila se sienten acompañados por la Junta en sus reivindicaciones pero ha reprochado al presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera, que no sacase el asunto de Nissan en la pasada Conferencia de Presidentes como le habían pedido.

 

El responsable de CCOO también ha pedido a la compañía que se pronuncie "porque aun no ha dicho nada y tenemos que saber que va a pasar con la planta", y "que los que vinieron a presentar el NT500 den la cara porque es ahora cuando les necesitamos".

 

Por último Pedro Ayllón, secretario de Industria de SIGEN-USO, se ha remitido a la "falta de credibilidad" de Nissan tras el incumplimiento de sus copmpromisos asegurando que "se ha reído de los trabajadores, nos adjudican un producto que ha nacido muerto y tampoco llegaron los largueros prometidos".

 

El presidente del Comité de Empresa de Nissan Ávila, Rubén Zazo, ha indicado que esperan recibir información la próxima semana del encuentro entre el Ministro De Guindos y la multinacional japonesa. De igual manera ha avanzado que tienen programadas reuniones con Izquierda Unida, el próximo martes, y con los diputados Pablo Casado y Pedro José Muñoz el jueves 26 de enero.

 

 

Noticias relacionadas