Nissan aplicará un ERTE en septiembre que afectará a 220 trabajadores de su plantilla

Camiones Nissan fabricados en la planta de Ávila. (Foto: archivo)

Una medida que surge por la rapidez  en los últimes meses en la reconversión de la planta 

Nissan ha propuesto, ante el avance en la transformación de la planta de Ávila, adelantar a septiembre de este año la aplicación de las medidas de flexibilidad temporal (ERTE) previstas en el acuerdo firmado en 2017, cuyo comienzo estaba previsto en 2020.

 

Según ha informado la compañía automovilística nipona, estas medidas supondrán que la nueva etapa que comenzará en septiembre arrancará con más de la mitad de la plantilla trabajando, en proyectos actualmente en marcha en la planta y que estaban previstos para 2020, como es el caso de la pintura, sellado y embalaje de piezas de varios modelos, la soldadura de puertas o la fabricación del portón trasero de varios modelos de Renault.

 

Por otro lado, las cinco prensas necesarias para la nueva actividad de estampación ya están contratadas y algunas ya se encuentran en Ávila, para ser instaladas en el edificio de estampación del Polígono de Hervencias en febrero de 2020. La multinacional ha recordado que el acuerdo firmado en 2017 entre la dirección y el Comité de Empresa establece la aplicación de medidas de flexibilidad temporal (ERTE) durante el periodo 2020-2023.

 

Según se ha explicado por parte de la compañía, ya que la reconversión de la planta se está acelerando, la dirección ha propuesto los sindicatos adelantar a septiembre de este año el inicio de dichas medidas, comenzando así las negociaciones sobre la aplicación de las mismas. Estas medidas de flexibilidad, tras el fin de la producción del camión NT400/Cabstar a primeros de agosto, afectarán a más de 200 trabajadores de forma rotatoria, y no supondrán un impacto para los trabajadores ya que ningún empleado consumirá la prestación máxima (720 días) durante el período total de duración del ERTE.

 

Aparte de ello, en septiembre comenzará un nuevo plan de formación para la plantilla hasta julio de 2020 que incluye unas 200 horas de formación para cada trabajador. Según Nissan, "la implementación de estas medidas dotará a la compañía de una mejor organización y ofrecerá la oportunidad a todos los empleados de rotar, formarse y conocer las distintas actividades, mientras la transformación de la planta se culmina por completo".

 

La compañía completará este año el 80% de las inversiones previstas para la transformación de la planta de Ávila, al invertir 20 millones de euros, que se suman a los 11 millones desembolsados en 2018.