Ni Bolt ni Gatlin: esta es la imagen de los mundiales de atletismo en Londres

El atleta de Botsuana Isaac Makwala, eliminado por estar infectado de gastroenteritis, ha corrido este miércoles en solitario las eliminatorias de 200 y se ha clasificado. En protesta, ha hecho cinco flexiones en la línea de meta y terminó con un saludo militar.

El atleta botsuano Isaac Makwala se ha clasificado este miércoles para las semifinales de los 200 metros del Mundial de Londres, con un tiempo de 20.20, una vez cumplida la cuarentena del virus estomacal que le impidió disputar las series el pasado lunes y por el cual la IAAF tampoco le permitió competir el martes en la final de los 400 metros.

 

La marca es excepcional, más todavía si se tiene en cuenta que ha corrido solo, y deja todavía más abierta la polémica sobre su descalificación. Makwala, uno de los favoritos en 400 metros, no pudo correr la final este martes porque la organización le impidió entrar en el estadio al estar en cuarentena por ser uno de los infectados por gastroenteritis en un brote en uno de los hoteles oficiales del Mundial. La situación, que un atleta tenga que correr solo, se vio hace poco en Salamanca, durante el Campeonato de España de pista cubierta, cuando un atleta de 60 metros fue descalificado por salidas nulas erróneas, recurrió y acabó corriendo en solitario, y clasificándose para la final en la que fue medallista.

 

En solitario y en la misma calle 7 que tenía asignada, Makwala ha logrado una marca de 20.20 con la que ha alcanzado las semifinales mundiales de los 200 metros que tendrán lugar este mismo miércoles (21:55 horas) en el Estadio Olímpico de Londres. Una prueba en la que el africano buscará meterse entre los 8 finalistas y dejar atrás todo el revuelo en el que se ha visto envuelto en los últimos días.

 

 

El corredor botsuanés, que se atrevió incluso con unas flexiones tras acabar su carrera en solitario con el hándicap añadido de la lluvia y el frío, no pudo competir el pasado lunes por una gastroenteritis, aunque en principio se especuló con que pudiera sufrir una lesión. Además, pese a ser uno de los favoritos para llevarse el oro, tampoco se le permitió correr en la final de los 400 metros, que acabaría ganando el sudafricano Wayde van Niekerk, actual plusmarquista mundial y campeón olímpico en Río 2016.

 

Según confirmó el propio Makwala en las redes sociales, el brote de la enfermedad estomacal afectó también a otros atletas que se hospedaban en su mismo hotel. Un inconveniente que, sin embargo, no impidió que mostrase su clara disposición a correr la serie, recibiendo la rotunda negativa de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). Una decisión sobre su retirada de la que la Federación de Botsuana aseguró que no fue informada oficialmente.

 

De igual manera, al africano -mejor marca del año con un crono de 19.77- se le prohibió incluso la entrada a la zona de calentamiento del estadio Olímpico este mismo martes. Finalmente, después de cumplirse la cuarentena del virus y pasar el examen médico que le declaró apto para competir, la IAAF aceptó la petición de la Federación de Botsuana y el atleta ha respondido con un tiempo de 20.20, la séptima mejor marca de las series de 200 metros en la que el 'enfermo' buscará final y medalla.