Montoro negocia con los sindicatos devolver a los funcionarios a la jornada de 35 horas

Cristóbal Montoro y Mariano Rajoy

Hacienda y las centrales sindicales inician la negociación de la actualización salarial para 2018 y meten en el proceso la recuperación de la jornada en comunidades como Castilla y León. Más de 161.000 trabajadores del sector público en la comunidad, afectados.

El Gobierno y los sindicatos se han sentado ya a plasmar sobre el papel la actualización salarial pactada para los trabajadores públicos en la última negociación de la oferta pública de empleo. En el paquete no va sólo la subida correspondiente, que se aplicará a los funcionarios de la administración central, pero que luego suelen adoptar las autonomías y ayuntamientos, sino volver a la jornada de 35 horas. Eso afecta directamente a comunidades como Castilla y León, que aumentaron a 37,5 horas semanales la jornada como medida de ajuste, y cuyos trabajadores esperan poder regresar a la anterior situación.

 

En todo el país el personal al servicio de las distintas administraciones supera los 2,5 millones de personas según el último dato del boletín estadístico de Hacienda. En Castilla y León son 161.000 personas, 35.000 de la administración del estado, 84.000 de la autonomía, 32.000 de las administraciones locales (ayuntamientos y diputaciones) y 8.700 de las universidades.

 

a Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha retomado este jueves las negociaciones con el Ministerio de Hacienda para mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos en los Presupuestos Generales de 2018 y recuperar la jornada de 35 horas semanales, según ha informado en un comunicado. El vicepresidente de CSIF, Francisco Iglesias, ha reiterado ante el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, la necesidad de alcanzar "un pacto de legislatura para recuperar, de manera progresiva, el poder adquisitivo perdido durante la crisis", que el sindicato cifra en torno al 20%.

 

Por otro lado, ha reclamado la "fundamental" recuperación de la jornada de 35 horas para aquellas administraciones que así lo acuerden con las organizaciones sindicales, como ha sido el caso de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco o el Ayuntamiento de Madrid. Antes de las vacaciones de verano, Montoro se mostró abierto a incluir esta medida en las cuentas del Estado para 2018.

 

El sindicato también ha abordado durante la reunión la importancia de aprobar una oferta de empleo público que ponga fin a la tasa de reposición y que permita, a través de un plan de recursos humanos, aumentar las plantillas por encima de las jubilaciones "en los ámbitos donde sea necesario". En este sentido, ha recalcado que las administraciones públicas han perdido 231.000 puestos de trabajo desde 2011.

Por último, CSIF ha señalado que defenderá la eliminación de los descuentos en la nómina por incapacidad temporal durante las negociaciones con Hacienda, que continuarán a lo largo de la próxima semana.