Miguel Ángel García Nieto cierra una etapa de 13 años en la alcaldía de Ávila

García Nieto con sus trece concejales, este martes./ Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, se ha rodeado este martes de su Equipo de Gobierno para confirmar que, tras tres legislaturas al frente del Consistorio de la capital, no se presentará a la reelección en los comicios locales del próximo mes de mayo.

Aún quedan más de dos meses para las elecciones al Ayuntamiento de Ávila pero su actual regidor, Miguel Ángel García Nieto, no ha querido esperar más para reunir a su Equipo de Gobierno y despedirse, ante cámaras y periodistas, del que ha sido su lugar de trabajo durante los últimos 24 años y de los que han sido los objetivos de su trabajo durante ese tiempo, los ciudadanos de Ávila.

 

La apresurada convocatoria realizada para el mediodía de este martes ponía en alerta a casi todos los medios de comunicación de la ciudad y aunque la noticia ya no era noticia porque el partido, para variar, había decidido quién y cuando tenía que darla, el acontecimiento merecía toda la atención.

 

Al abrigo de sus concejales García Nieto manifestaba su decisión de no presentarse a la reelección y se mostraba orgulloso del trabajo realizado no solo en sus 13 años de alcalde sino en sus 24 de concejal -el alcalde es el primer edil-, prometiendo a lo largo de este mes un gran acto de balance del trabajo realizado en este tiempo.

 

Con la misma templanza con la que ha dirigido el Consistorio en los últimos años, Miguel Ángel ha hecho un rápido repaso a los cambios de una ciudad "que cogimos casi sin dotaciones municipales" y aunque parecía no tener abuela cuando aseguraba que "ha sido la etapa más próspera para la ciudad, a la que hemos hecho más grande, más competitiva y a la cabeza de muchas cosas en España", ha reconocido que "también nos hemos equivocado en muchas cosas", errores por los que ha pedido perdon a la ciudadanía.

 

Y es que en su rápido balance el alcalde saliente ha querido quedarse, y así lo ha manifestado expresamente, con "los malos momentos por los que han pasado los abulenses", especialmente en una última legislatura, que ha concentrado "los cuatro años más duros y más crueles para los ciudadanos" y también "los que más han requerido de las personas que ocupan las distintas áreas municipales".

 

En este sentido ha reconocido que él y su Equipo de Gobierno han tenido que llevar a cabo "un esfuerzo personal increible para que no nos pasara como otros Ayuntamientos que se han derrumbado", orgulloso de mantener las dos premisas fundamentales de mantener la plantilla municipal y los servicios sociales, amen de los malabares económicos.

 

Hacia sus concejales, alguno de los cuales no ha podido contener las lágrimas, se ha desecho en elogios. Ha asegurado que "han sabido redoblar esfuerzos y poner todo lo que tenían en lo personal para que este barco llegue a buen puerto en junio", por lo que a ellos ha dirigido agradecimientos que han compartido con el Partido Popular, "porque me dio la oportunidad de ser el alcalde de mi pueblo", la oposición, la sociedad civil de Ávila, los medios de comunicación y muy especialmente su familia y el pueblo de Ávila, "mis vecinos, que han sabido comprendernos, nos han ayudado y han disfrutado de las políticas que hemos hecho".

 

Miguel Ángel García Nieto no ha querido desvelar si su futuro seguirá ligado a la política y ha admitido haberse puesto ya en contacto con el nuevo candidato popular, José Luis Rivas, "desde el compañerismo más leal", para "transmitirle lo que valen mis concejales, que los habrá iguales pero no mejores".