Mermado a casa del colista

José Antonio Sánchez, entrenador del Óbila Club de Basquet. (Foto: archivo)

El Óbila afronta su tercer compromiso fuera del CUM ante Caja Rural Zamora, con la plantilla justa debido a las últimas bajas de esta semana

Caja Rural Zamora- Óbila Club de Basquet

Pabellón Muncipal 'Ángel Nieto'. Domingo 17 de noviembre, 17:00 horas

Salida ‘a priori’ asequible para el Óbila Club de Basquet que afronta la séptima jornada de la Conferencia A B de Liga EBA con ganas de volver a llevarse una victoria lejos del CUM Carlos Sastre, tras la última derrotada cosechada en tierras gallegas ante Obradoiro Silleda por tan solo dos puntos. Un partido donde los de José Antonio Sánchez empezaron fríos en la pista, y que tras remontar 18 puntos de diferencia, al final la moneda salió de cara para los de casa. En el CUM la historia es bien diferente, ya que los verderones despachan a gusto a sus rivales antes del descanso con rentas abundantes y dejando dosis altas de juego coral e intenso.

 

Espera en el Pabellón 'Ángel Nieto' el Caja Rural Zamora, un conjunto que todavía no ha podido estrenarse en la competición, cuyo casillero de victorias todavía está a cero. Un factor del que se quiere aprovechar el equipo abulense para traerse la victoria, aunque viajará hacia tierras zamoranas con el equipo mermado, ya que como ha reconocido el míster verderón esta semana han caído lesionados hasta cuatro jugadores.

 

A la lesión acumulativa de José Dimitri Maconda, que aún no ha podido debutar, se le une la de Stefan Radosavljevic con un esguince de tobillo, la de Álvaro Tébar con problemas de rodilla y la de Iván Sánchez con molestias en el gemelo.

 

No estamos para excesos de confianza. Vamos a intentar estar lo mejor posible el domingo y las lesiones dicen que no debemos relajarnos”, afirma el entrenador abulense. Sobre los zamoranos, Sánchez admite que su falta de victorias “les tiene que pesar”. Un equipo joven, en su mayoría de menos de 23 años y que “no han sido determinantes en sus anteriores equipos”.

 

Para el encuentro de este domingo, el míster ha probado a su estrella, Jaume Lobo en la posición de base ante la más que probable baja de Álvaro Tébar, que como ha reconocido “va a intentar jugar”. De no ser así, Lobo podría ser el comodín que utilice Jaume pueda jugar de uno en el Ángel Nieto.