Medidas de prevención para que los mayores no sean víctimas de delitos en época estival

Mercedes Martín, delegada del Gobierno en Castilla y León.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, previene a las personas mayores sobre los principales delitos de los que pueden ser víctimas en esta época del año

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, ha participado en la localidad abulense de Villanueva de Ávila en la presentación del Plan Mayor de Seguridad organizada por la Guardia Civil. Un programa Mayor Seguridad del Ministerio del Interior tiene el objetivo de analizar las situaciones de riesgo que pueden afectar a las personas mayores, tanto en su domicilio como fuera del mismo, fomentando en tales personas la observancia de las medidas de prevención adecuadas y la confianza de que su desenvolvimiento en la vida social no verá reducido su nivel de calidad por el mero hecho de haber sobrepasado una determinada edad.

 

La representante del Gobierno de España en Castilla y León, que ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Julio Sánchez; por el subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral, y por el teniente coronel jefe de la Comandancia de esta provincia, Miguel Ángel Balbás, ha explicado que “con una pirámide poblacional invertida como la nuestra, es lógico que en Castilla y León se hayan detectado focos de delincuencia que tienen como objetivo principal la tercera edad. Así, todavía se ejecutan a veces con éxito los timos ‘de toda la vida’ como la estampita, el tocomocho o el técnico del gas”.

 

Martín Juárez ha recordado que la Guardia Civil detuvo el pasado 18 de julio en Madrid a un grupo criminal que realizaba timos también por la zona sur de Ávila. Se les atribuyen estafas e intentos de estafas a personas mayores en Burgohondo.  “Y hablamos”, ha recalcado, “de la estampita o el tocomocho que todos creemos que son de sobra conocidos. O el del parentesco en el que, con gran amabilidad, el delincuente se identifica como antiguo conocido o amigo de la familia. A veces, la confianza se gana simplemente con la propia conversación después de utilizar la excusa de pedir un vaso de agua, usar el teléfono o preguntar por un vecino, como formas de acceder a su domicilio con cualquier otro fin”.

 

También se siguen produciendo en Ávila y en Castilla y León hurtos a personas de avanzada edad cuando los delincuentes detectan que acaban de extraer dinero de una entidad bancaria o de un cajero automático. En las charlas, que suelen tener gran aceptación a tenor de las preguntas que se suscitan, se explica los principales robos y hurtos de los que son objeto nuestros mayores y pautas para evitarlos o minimizar los riesgos.

 

Sobre la eficacia de la divulgación de la tipología de los delitos, Mercedes Martín ha puesto un ejemplo: “Hace unas semanas, en Salamanca explicaba que habíamos detectado que una banda que practicaba los llamados “hurtos amorosos” estaba operando por Castilla y León. Y que otra, realizaba hurtos en viviendas fingiendo que había sufrido una lesión en una pierna y que necesita sentarse, mientras el compinche o la compinche iba a buscar al marido, padre o familiar para que la trasladara en coche a algún centro sanitario. Pues bien, la divulgación ha surtido efecto y se han minimizado”.

 

También ha querido destacar que “pese a todo lo dicho, los ciudadanos y ciudadanas de Ávila y de Castilla y León deben saber que viven en una comunidad autónoma segura. Yo diría que es de las más seguras de España puesto que nos movemos en torno a las 31 infracciones penales por cada mil habitantes. Y para evitar que los meses de verano signifiquen un aumento de estas cifras es por lo que vamos a intensificar la labor preventiva mediante información y vigilancia. Contamos en Ávila para conseguir este objetivo con más de 600 magníficos profesionales de la Guardia Civil”.