Más de un centenar de empleados públicos se movilizan “para que la Junta cumpla con las 35 horas que ha firmado”

Manifestación por la jornada de 35 horas semanales. (Foto: Edgar Palomo)

Una jornada de 35 horas semanales para los trabajadores públicos que tendría que haber entrado en vigor desde el 1 de octubre

Representantes sindicales y trabajadores públicos se han echado a la calle a través de una manifestación frente a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León para exigir a la Junta el cumplimiento de la recuperación de las 35 horas semanales a los funcionarios públicos. Un acuerdo entre Junta y sindicatos, que según estos últimos, estaba firmado y que la administración regional ha incumplido, ya que se tendría que haber aplicado desde el 1 de octubre. Por lo que recuerdan que esa jornada laboral ya estaba implantada desde antes del año 2012, y que el PP a partir de esa fecha eliminó por el llamado ‘Decreto de Emergencia’ pasando a trabajar 37,5 horas semanales.

 

Desde los sindicatos CCOO, UGT y CSIF, organizadores de la movilización, entienden que no están pidiendo nada nuevo a la Junta de Castilla y León, ya que quieren que les devuelvan la jornada laboral que tenían desde antes de 2012. Una jornada laboral de 35 horas semanales que según ellos firmaron conjuntamente con la Junta a través de un documento y que “ahora parece no querer cumplirlo escudándose en que lo firmó el anterior Gobierno”, en palabras del representante de CCOO, Juan Carlos Hernández.

 

No hay ningún motivo para que no nos devuelvan algo que ya teníamos, una medida que lo que va a hacer  es fomentar el empleo en Castilla y León, con todos los problemas que en esta materia tenemos en estos momentos”, recalca Hernández. Por lo que avisa a la administración regional: “No son de fiar, o conseguimos que den marcha atrás y cumplan con lo que se han comprometido, o las relaciones laborales en la Junta van a ser muy complicadas”.

 

Además, los sindicatos persiguen que las 35 horas se vayan trasladando poco a poco en la negociación colectiva hacia las empresas privadas. Unas 35 horas que además permiten según ellos una mejor conciliación de la vida personal y laboral, “para que con el envejecimiento de las plantillas que tenemos en la administración pública alivien la carga de trabajo de éstas, que según en qué sectores tienen una gran carga física”, admiten.

 

Otros sindicatos como ANPE de educación,  y SATSE de enfermería , también se unieron por la implantación de las 35 horas. Afirmando CSIF, en boca de Alfonso Sánchez, presidente de la unión provincial, el compromiso del delegado territorial de la Junta de Castilla y León de hacer llegar estas reivindicaciones del sector público.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: EDGAR PALOMO