Más de 600 alumnos participan en los talleres de educación contra el despilfarro alimentario en Salamanca

Fotos de comida, lo último en dieta

Sus objetivos principales fomentar el consumo responsable y crítico, reflexionar sobre el modelo de consumo o concienciar sobre los alimentos que comemos, dónde se producen y qué repercusión tiene.

Concretamente, durante el mes de enero se ha impartido formación contra el despilfarro alimentario a 438 escolares de ocho centros de educación de la ciudad con el objetivo de educar en un consumo "responsable y crítico" para evitar el despilfarro de alimentos y propiciar una vida sostenible.

 

Por ello, de manera didáctica, el Ayuntamiento ha formado a los escolares para fijar las necesidades de compra por medio de un menú semanal y una lista de compra previamente confeccionada, organizar el frigorífico, comer sin desperdiciar y aprovechar las sobras con recetas creativas.

 

Durante los meses de febrero y marzo, la temática de los talleres ha sido los derechos de los consumidores, en los que han participado 168 alumnos de educación secundaria, ciclos formativos y personas con discapacidad que, además de abordar las diferencias entre consumidor y usuario, han tratado sobre derecho a la protección de la salud y la seguridad, a la reparación de daños, o a la protección de sus intereses económicos o sociales.

 

La Oficina Municipal de Información al Consumidor de Salamanca, en colaboración con la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y de Saberes, realiza durante todo el año numerosas actividades en los centros escolares como talleres de educación para el consumo dirigidos a los alumnos de primaria, secundaria, bachillerato y ciclos formativos.

 

Estas acciones tienen entre sus objetivos principales fomentar el consumo responsable y crítico, reflexionar sobre el modelo de consumo o concienciar sobre los alimentos que comemos, dónde se producen y qué repercusión tiene.

 

A ello, y junto a la Concejalía de Mayores, se suman actividades para las personas mayores orientadas a la sensibilización e información en materia de consumo, y otras actuaciones de educación para el consumo destinadas a toda la población.