Más de 25.000 turistas subieron a la Muralla durante la Semana Santa

Supone un incremento del 13,21 % con respecto a 2016 y del 5,3 % sobre el año del V Centenario. 

En la pasada Semana Santa fueron 25.156 las personas que subieron al adarve de la Muralla, entre el Viernes de Dolores y el Lunes de Pascua, lo que supone un incremento del 13,21 por ciento con respecto al mismo periodo del año 2016 y de un 5,3 por ciento sobre los datos registrados en el año 2015 cuando la ciudad vivió la celebración del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa.

 

El 85 por ciento de los visitantes de la Muralla fueron españoles, de los cuáles el 41,86 % eran madrileños, el 11,89 de Castilla y León, el 6,82 del País Vasco, el 6,75 de la Comunidad Valenciana y el 5,2 % de Castilla-La Mancha.

 

En cuanto al 15 por ciento restante del total de visitantes a la Muralla eran extranjeros, de los que el 11,30 por ciento eran franceses, el 9,81 de Estados Unidos, el 7,29 alemanes, el 6,44 brasileños, y, finalmente, el 5,65 % procedían del Reino Unido.

 

Más allá de los cifras y los números lo importante es que Ávila volvió a llenarse de visitantes como ocurre en otros eventos y fechas turísticas. Desde el Ayuntamiento se resalta que las buenas condiciones meteorológicas han favorecido la afluencia de visitantes y el normal desarrollo de los desfiles procesionales y otros actos programados, lo que ha servido, también, para que en Ávila se viviesen y sintiesen con intensidad espiritual estos eventos.

 

El Ayuntamiento también agradece a la Directiva de la Junta de Semana Santa de Ávila, y a las cofradías que la integran, con su presidente a la cabeza, Emilio Iglesias, el buen trabajo, la coordinación y la sintonía mostrada con la institución municipal a la hora de gestionar la Semana de Pasión abulense que se ha abierto un hueco importante entre las semanas santas españolas, máxime tras su declaración de Interés Turístico Internacional.

 

Así mismo el Ayuntamiento muestra su agradecimiento a las cofradías y cofrades que integran la Semana Santa de Ávila, pues sin ellas, sin su esfuerzo a lo largo de todo el año, no se habría logrado la intensidad religiosa con la que se vive estos días ni los magníficos datos turísticos alcanzados. También el Ayuntamiento agradece a los abulenses la participación, comprensión y hospitalidad mostrada, así como a los empresarios de hoteles, bares y restaurantes (en los que se llegaron a ofrecer hasta tres turnos de comidas para atender a los visitantes) por la competitividad y profesionalidad que han puesto de manifiesto, y a los técnicos municipales de Turismo, a la Policía Local, al Cuerpo Nacional de Policía, a los voluntarios de Protección Civil, a los diferentes servicios municipales implicados, y a cuantas personas y entidades han intervenido, por el trabajo desarrollado para que la Semana Santa de Ávila siga ocupando el lugar que merece.