Más de 150 serranos participan en la primera reunión de la plataforma contra la mina

Explicaron las principales causas de su posicionamiento contra la mina y analizaron los principales modelos de alegaciones.

La Plataforma Ciudadana 'No a la Mina en la Sierra de Ávila' ha celebrado este domingo su primera Asamblea en el municipio de Balbarda, que ha contado con la asistencia de 154 serranos preocupados por la puesta en marcha del proyecto relacionado con la instalación de una mina a cielo abierto para la extracción de feldespato.

 

Arturo Martín, alcalde pedáneo de Balbarda y firme defensor de la causa que lleva a cabo la Plataforma, junto a otros miembros de esta como Laura Jiménez, hija de Balbarda y encargada de las labores de coordinación y promoción de la Plataforma Ciudadana en su municipio, así como Sara de la Paz y Juan Carlos Soto, explicaron las causas fundamentales por las que la Plataforma está en contra de dicho proyecto.

 

Aseguraron que afectará a temas tan sensibles como la salud, por la contaminación y esquilmación de las aguas, que afecta tanto a las personas como al ganado, y la atmosférica por el polvo en suspensión, así como los efectos nocivos de el gas Radón, "que pueden producir enfermedades irreversibles máxime cuando en el territorio principalmente hay personas mayores a lo largo del año y niños durante el verano".

 

También apuntaron a la seguridad de las personas por el tránsito permanente de camiones pesados por las carreteras de la sierra, que atravesarían por poblaciones, y las voladuras derivadas de esta actividad industrial, el deterioro de la economía local y, por ende, de los puestos de trabajo existentes en la zona en dos actividades capitales en la comarca como son la ganadería y el turismo, así como la pérdida de las inversiones públicas y privadas hechas en el territorio a lo largo de todos estos años y la destrucción de un paisaje que desde tiempos ancestrales ha sido moldeado por una actividad sostenible como es la ganadería extensiva.

 

También destacaron que "en realidad y a todos los aspectos más nocivos, este proyecto no afecta solo a los municipios de Sanchorreja, Valdecasa, Narrillos del Rebollar y La Torre si no a todos aquellos que se encuentra en la zona de influencia de esta actividad industrial tan agresiva".

 

A continuación se habló de los distintos modelos de alegaciones en las que han estado trabajando activamente desde la Plataforma con el asesoramiento de expertos de distintos ámbitos del derecho, el medio ambiente, el procedimiento administrativo, la seguridad, la salud, etc.

 

Se ha valorado la importancia de entrar en contacto con todos los agentes que, de una u otra manera, intervienen directa o indirectamente en el territorio como son los partidos políticos, los sindicatos agrarios y de clase, el grupo de acción local, las Juntas Agropecuarias Locales, los CEAS, todo tipo de asociaciones, empresas, así como concertar reuniones, en principio a escala local, provincial y autonómica, con la Diputación Provincial de Ávila y la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, para pasar a otras de carácter estatal y europeo si fuere necesario.

 

Para todo ello se han creando áreas de trabajo que favorezcan la implicación de los miembros de la Plataforma para poner en marcha todas las acciones necesarias para conseguir el objetivo principal que es "salvar la Sierra de un proyecto altamente dañino que solo tiene como objetivo el beneficio de uno en contra del perjuicio de todos los habitantes de toda la zona de la Sierra de Ávila y de el Valle Amblés y, lo peor, una rémora para decenas de años".

Noticias relacionadas