Martín reclama al equipo de Gobierno que “no pierda más tiempo” en la nueva licitación de la piscina municipal

Obras de la futura piscina de la Ciudad Deportiva. (archivo)

“La parálisis del Ayuntamiento impedirá que esté acabada en febrero”, señalan los populares

La portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Ávila, Jacqueline Martín, ha reclamado al equipo de Gobierno municipal que “no pierda más tiempo, ni se lo haga perder a los abulenses, para poner en marcha la nueva licitación de la piscina municipal”.

 

Explica la concejala popular que, dentro de unos días, el 2 de agosto, “se cumplirá un año desde que, por primera vez, una de las empresas adjudicatarias de la construcción de la nueva piscina registró en el Ayuntamiento un escrito que evidenciaba desencuentros entre ambas compañías adjudicatarias, la de la dirección facultativa y la de las obras”. Desde ese momento “se produjo una cascada de escritos registrados por ambas empresas, aunque ninguno fue contestado por escrito por el Ayuntamiento”.

 

Martín recuerda que el Grupo Municipal Popular se interesó “en reiteradas ocasiones, en los órganos municipales, por el cumplimiento de los plazos de construcción de la piscina y por las consecuencias que esos desencuentros pudieran suponer, sin obtener acción alguna por parte del equipo de Gobierno”.

 

El 5 de diciembre de 2019 la empresa constructora solicitó una ampliación del plazo de ejecución de doce meses y medio, cuando la finalización de estas estaba prevista para el 7 de febrero de 2020. En aquel momento se acabó de confirmar la falta total de liderazgo por parte del alcalde o de alguno de sus concejales para solucionar este asunto. Se escudaban, y se escudan, en el trabajo de los técnicos para resolver las discrepancias, pero lo que en realidad hacen es lo de siempre, quedarse de brazos cruzados”, apunta la edil popular.

 

Además, también entonces vaticinamos que, “de continuar la inacción del equipo de Gobierno, la situación no tendría visos de solucionarse a corto plazo, cosa que se ha visto que ha sucedido porque Por Ávila no entiende que la gestión política también implica mediar y solucionar este tipo de desavenencias, en este caso entre empresas”, sostiene Jacqueline Martín.

 

Siguiendo el orden de los acontecimientos, el pasado 30 de enero el equipo de Gobierno anunció en los medios de comunicación la concesión a la empresa de una prórroga extra de 42 días para finalizar la obra. Según sus palabras, la intención es que hubiera “un retraso mínimo” para que la piscina estuviera lista “cuanto antes para el uso y disfrute de los abulenses”.

 

Y así se llegó al 26 marzo, cuando la Junta de Gobierno Local decidió rescindir el contrato del Consistorio con las dos empresas adjudicatarias: la encargada de las obras y la encargada de la dirección facultativa.Han pasado cuatro meses desde entonces, se han licitado numerosos contratos desde el Ayuntamiento y este tema sigue paralizado, acumulando tiempo sobre tiempo. No se ha licitado todavía la continuación de las obras ni hay una fecha prevista que se haya puesto encima de la mesa en ningún órgano municipal hasta este momento”, explica la concejala del PP.

 

Para Jacqueline Martín, “si en diciembre de 2019 la empresa había solicitado una prórroga para poder terminar las obras el 22 de febrero de 2021, vista la parálisis del asunto en sede municipal hasta este momento, parece inviable incluso aspirar a tenerla concluida incluso en esa fecha”. Apunta la concejala que “teniendo en cuenta los doce meses y medio estimados por la empresa, si hipotéticamente el pliego saliese mañana a concurso, con los plazos de licitación la piscina no estaría lista, como mínimo, hasta septiembre de 2021”. Y se pregunta, para terminar, “a qué se refería el portavoz del equipo de Gobierno, el Sr. Budiño, al aludir a aquel ‘retraso mínimo’ del que hablaba en enero”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: