Marco Asensio guía al Real Madrid que destroza a un Barcelona en construcción

El Real Madrid también derrota con rotundidad al FC Barcelona en el partido de vuelta de la Supercopa de España y se corona como campéon venciendo al eterno rival a las primeras de cambio. Zidane logra su séptimo título desde que llegó al club blanco.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Keylor; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Marcelo; Kroos (Ceballos, min.80), Kovacic (Casemiro, min.62), Modric; Asensio (Theo, min.74), Lucas Vázquez y Benzema.

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Piquè (Semedo, min.50), Umtiti, Jordi Alba (Digne, min.77); Sergi Roberto, Mascherano, Rakitic, Busquets, André Gomes (Deulofeu, min.72); Messi y Luis Suárez.

 

GOLES:

 

1-0, min.5, Asensio.

2-0, min.38, Benzema.

 

ÁRBITRO: Sánchez Martínez (C.Murciano). Amonestó a Luis Suárez, min.89 y a Mascherano min.93 en el FC Barcelona.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu (Madrid).

El Real Madrid conquistó su segundo título de la temporada tras derrotar al FC Barcelona por 2-0 (1-5 en el global) en el partido de vuelta de la Supercopa de España celebrado en el Santiago Bernabéu, gracias a los goles de Marco Asensio y Karim Benzema.

 

Zinedine Zidane realizó tres cambios con respecto al partido que se disputó el pasado domingo en el Camp Nou, dando entrada a Modric por Casemiro, ya que el croata cumplía sanción por su expulsión en la última Supercopa de España ante el Atlético de Madrid en 2014, a Marco Asensio en lugar de Isco Alarcón y Lucas Vázquez en detrimento de Gareth Bale.

 

Por su parte, el técnico del FC Barcelona Ernesto Valverde decidió formar con una línea defensiva de 3 centrales con Umtiti, Piquè y Mascherano, incluyendo a Sergi Roberto y Jordi Alba como carrileros; mientras que alineaba al portugués André Gomes en lugar del lesionado Andrés Iniesta, dejando al canterano Gerard Deulofeu en el banquillo.

 

Los hombres de Zidane saltaron al césped con el claro objetivo de dejar todavía más sentenciado el título, en el que era el primer partido oficial de esta nueva temporada ante su afición. No se había sobrepasado el minuto 1 de encuentro cuando Luka Modric, llegando desde segunda línea, avisaba a la defensa blaugrana.

 

El ritmo impuesto por el Real Madrid no cesaba, y cuatro minutos más tarde, tras un saque de banda de Dani Carvajal, Marco Asensio volvía a hacer gala de su disparo lejano, poniendo el esférico donde solo la mirada de Ter Stegen podía acompañar, como ya hiciera en el partido de ida con el 1-3.

 

Con el mejor inicio posible para el vigente campeón de Europa y de Liga, el conjunto catalán no se acercó a la portería del costarricense Keylor Navas hasta pasado el minuto 10 de partido con un disparo de Luis Suárez.

 

El Real Madrid se sentía superior y así lo plasmaba en cada ataque, con sucesión de ocasiones, pero sin concretar ninguna. El segundo aviso llegaría en el minuto 33, cuando Lucas Vázquez estrellaba el esférico en el poste derecho de la portería defendida por Ter Stegen.

 

Cinco minutos más tarde, y con el FC Barcelona sin lograr inquietar al conjunto madridista, por la banda contraria a la que llegó el 1-0, Marcelo asistía a Karim Benzema, que dentro del área pequeña batía por bajo con la izquierda al guardameta alemán, subiendo el 2-0 al luminoso y el 1-5 global.

 

Con el Barça anestesiado y el Real Madrid en papel dominador, el colegiado murciano Sánchez Martínez indicaba el camino a los vestuarios tras cumplirse los primeros 45 minutos de encuentro.

 

Tras el descanso, Ernesto Valverde, que visitaba por primera vez el Bernabéu como técnico culé, hizo debutar en partido oficial al lateral portugués Semedo en lugar de Gerard Piquè. El guión no varió, el Real Madrid seguía construyendo y el Barcelona aprovechaba algún error en las transiciones madridistas, como en el minuto 52, cuando Messi recogía un balón al borde del área para estrellarlo en el larguero.

 

Cada vez que el Real Madrid pasaba del medio campo, era ocasión de peligro para los blancos, pero los de Zidane, redujeron el ritmo que mostraron en la primera mitad, lo que provocó que el Barça se estirara sobre el terreno de juego buscando el primero en su cuenta particular.

 

Con el título virtualmente en el bolsillo, Zinedine Zidane hizo debutar en partido oficial a dos de los fichajes del Real Madrid este verano, Theo Hernández y Dani Ceballos, en una segunda mitad en la que el Barça se acercó a la portería de Keylor Navas pero no logró batir al costarriecense, mientras que el Real Madrid templó el encuentro en beneficio de sus intereses hasta el pitido final.