Mañueco presume ante el Rey de pacto y le anuncia las conmemoraciones de Delibes, los comuneros y la catedral de Burgos

Felipe VI y Fernández Mañueco, durante la audiencia de este viernes. Foto: EP

Mañueco expresa al Rey la voluntad de avanzar en un "autonomismo útil y leal" y contribuir al progreso de España.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha expresado, en la reunión con el Rey Felipe VI celebrada este viernes en el Palacio de la Zarzuela, la voluntad del nuevo Gobierno de la Comunidad de avanzar en un "autonomismo útil y leal" y poder contribuir al desarrollo y al progreso de España. El Rey ha recibido en audiencia en el Palacio de la Zarzuela a Fernández Mañueco tras su toma de posesión como presidente del Gobierno autonómico de Castilla y León el pasado 12 de julio.

 

En la reunión, el presidente de la Junta de Castilla y León ha mostrado al monarca la voluntad del nuevo Ejecutivo regional de avanzar en un "autonomismo útil y leal", que permita a la Comunidad "crecer con el desempeño de sus competencias" en el marco del Estatuto de Autonomía y de la Constitución Española y, con ello, contribuir al desarrollo y al progreso de España.

 

Entre los retos del Gobierno de Castilla y León subrayados este viernes por Fernández Mañueco se encuentran el crecimiento económico, la creación de empleo, la calidad de los servicios públicos, el desarrollo del mundo rural, el reto demográfico, el salto a la nueva sociedad del conocimiento, la transparencia y la calidad democrática.

 

Por otra parte, el presidente de la Junta ha remarcado la apuesta por "el diálogo político, social, civil e institucional y el acuerdo para garantizar la estabilidad en el progreso de Castilla y León".

 

En el encuentro, Fernández Mañueco también ha informado a Felipe VI de las iniciativas en torno a algunos de los acontecimientos relevantes en los que trabaja la Comunidad autónoma en esta legislatura, como el centenario del nacimiento de Miguel Delibes, la conmemoración del Movimiento Comunero y el VIII Centenario de la Catedral de Burgos, de cuyo patronato son presidentes de Honor los Reyes de España.