Manos Unidas recuerda que en los países desarrollados un tercio de los alimentos acaba en la basura

Ángela Muñoz

La ONG ha presentado una campaña bajo el lema “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida", con la que quiere informar de la cantidad de comida que se desperdicia en el mundo desarrollado, mientras que en los países pobres la personas mueren a causa de la desnutrición y el hambre. 

Manos Unidas ha presentado este jueves su nueva campaña anual “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida" con la que pretenden concienciar a la población del mundo desarrollado de que en un hogar  un tercio de los alimentos son tirados a la basura -1.300 millones de toneladas-, mientras que en los países subdesarrollados alrededor de 750 millones de personas pasan hambre y cerca de tres 3 millones de niños pierden la vida a consecuencia de la desnutrición. 

 

La presidenta de esta ONG en Ávila, Ángela Muñoz, ha dado a conocer las actividades que se han programado para los próximos días que pasan por un ayuno voluntario en la iglesia del ICM, una cena del hambre en la casa parroquial de San Pedro -en la que se degustará únicamente una mandarina y un vaso de agua-, para cerrar el domingo, 12 de febrero, con una colecta especial que ha organizado Manos Unidas por todo el país. 

 

Asimismo, la campaña que desde esta Organización No Gubernamental han puesto en marcha "se ha fundamentado en las personas", tal y como ha reconocido Ángela Muñoz. Para ello, se han marcado tres compromisos: con una cosecha para el consumo humano, que respete el medio ambiente  y un aprovechamiento riguroso de los alimentos para evitar la pérdida y el desperdicio.

 

Finalmente, la presidenta ha recordado que la recaudación irá destinada a seis proyectos que Manos Unidas están llevando a cabo en la India, Mozambique, Etiopía, Angola o Senegal. Además, ha añadido que el número de socios en Ávila se ha incrementado hasta alcanzar los 533 el pasado año 2016.