Los usuarios del Vivero de Empresas impugnarán la decisión de suprimir la subvención

Aseguran que el Pleno de la Cámara de Comercio no ha aprobado ningún acuerdo para cambiar las condiciones contractuales y acusan al presidente, Rodrigo Martín, de "extralimitarse en sus funciones".

Los empresarios ubicados en el Vivero Industrial de Empresas de Ávila impugnarán este miércoles la decisión de la Cámara de Comercio de cambiar las condiciones de los contratos de uso del Vivero, suprimiendo la subvención de la que ahora disfrutaban los viveristas, según han informado a través de una nota de prensa.

 

Además pedirán a la Cámara de Comercio de Ávila una reunión con los miembros del Comité Ejecutivo y con un representante de la Junta de Castilla y León, como órgano encargado de la gestión de la Cámara de Comercio, tras las declaraciones realizadas la semana pasada por su presidente, Rodrigo Martín, quien afirmaba que esta medida era una "regularización" del Vivero de Empresas y criticaba la actitud de la portavoz de los viveristas, Blanca Villarejo, ante el acuerdo.

 

Villarejo, plenaria de la Cámara del sector comercio y viverista, recuerda que debatió en el Pleno de la Cámara de Comercio del 29 de noviembre con Rodrigo Martín sobre los cambios contractuales en el Vivero Industrial, manifestando de forma oral su oposición a las medidas que querían adoptar y proponiendo soluciones alternativas, pero asegura que en dicho pleno "no hubo votación sobre ese debate y por tanto, no se llegó a ningún acuerdo".

 

Los viveristas consideran que "no es legal ejecutar un acuerdo sin su previa aprobación" y que el presidente, Rodrigo Martín, "se está extralimitando en sus funciones". En este sentido recuerdan que se comprometió a reunirse con los empresarios instalados en el Vivero antes de hacer ningún cambio y que el 21 de diciembre Martín "faltó a su palabra" enviando a todos los viveristas, no solo a los que llevaban más de dos años, la primera notificación sobre el cambio de sus contratos, amparándose en que es un acuerdo del comité ejecutivo.

 

Denuncian igualmente que no se permitió a Blanca Villarejo leer el acta del citado comité ejecutivo cuando acudió a la sede cameral, a pesar de ser un cargo electo del pleno, y que aun no ha obtenido respuesta tras solicitar por escrito el pasado 23 de diciembre un certificado literal de los acuerdos adoptados en el Comité Ejecutivo del 29 de noviembre.

 

Una vez que les sea facilitada toda la documentación solicitada, los viveristas valorarán las acciones legales pertinentes con el fin de defender sus derechos.