Los trabajos de restauración en la Catedral sacan a la luz parte de la portada original

Zoa Escudero muestra el hallazgo. / Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

El control arqueológico realizado durante el proceso ha propiciado el descubrimiento de un lienzo que podría pertenecer a la primera portada de la seo, levantada en el s. XIII y anterior a la realizada por Juan Guas. Las obras comenzaron en mayo y terminarán a finales de este mes.

Los trabajos de restauración de la fachada occidental de la Catedral de Ávila, promovidos por el Cabildo y la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico, han propiciado el descubrimiento de lo que, según los estudios y las valoraciones técnicas realizadas hasta el momento, podría ser la primera fachada del edificio.

 

Esta primera portada, según ha explicado la arqueóloga de la Fundación, Zoa Escudero, se construyó en el lienzo oeste de la Catedral a la vez que se instalaron las torres, es decir, en el s. XIII, y sobre ella se ejecutó la portada de Juan Guas, que este trasladó al lado norte del templo y sustituye por la suya en el s.XV.

 

La evolución de la fachada continuó en el s.XVIII con la intervención atribuída a Ceferino Enríquez de la Serna, quien en 1779 sometió a un intenso proceso de reforma el trabajo de su predecesor, dejándolo prácticamente oculto. Uno de los objetivos de la actual intervención era arrojar luz sobre la evolución histórica de la fachada. Así, por un lado se han recuperado buena parte de los trazos originales de Juan Guas y por otro se ha referenciado la existencia de la portada original del templo.

 

Zoa Escudero ha señalado que el hallazgo se ha producido al examinar el hueco de acceso a la terraza de la fachada descubierto durante el proceso de restauración y que conduce a una habitación, a unos tres metros de profundidad de la bóveda, cuya pared oeste es la fachada del s.XVIII y la pared este conserva siete merlones y seis almenas.

 

Este lienzo almenado alcanza, según los estudios realizados hasta el momento, más de siete metros de longitud y se enrasa perfectamente con las torres de la fachada. La obra descubierta muestra una serie de añadidos y reformas, posiblemente acometidas por Juan Guas para remodelar este sector.

 

Así pues, y según los expertos, estaríamos ante la construcción original de la fachada tardo-románica, primeramente reformada en el s.XV y luego definitivamente cubierta y amortizada en el s.XVIII, con la intervención de Ceferino Enríquez, que no demolió la existente sino que se limitó a modificar el suelo y cegó todos los vanos de las almenas y saeteras para reforzar la pared e instalar por encima una bóveda transversal de medio punto, que hoy sirve de cubierta al hueco.

 

El director de la obra, Joaquín García, ha informado de que, aunque la obra va con un par de semanas de retraso, se finalizará a finales de este mes de noviembre.