Los trabajadores municipales podrían recibir pagas puntuales si la RPT no se completa antes de esta legislatura

Óscar Arroyo, este jueves. Foto: Javier Martín.

La propuesta del equipo de Gobierno del Partido Popular cuenta con el apoyo de Izquierda Unida y Comisiones Obreras. 

La mesa de negociación de la nueva RPT del Ayuntamiento de Ávila, en la que están presentes sindicatos y grupos municipales, se reunió este miércoles para conocer la propuesta del equipo de Gobierno del Partido Popular. El teniente Alcalde de Presidencia, Interior y Administración Local, Óscar Arroyo, ha recalcado que la propuesta ha sido respaldada por Izquierda Unida y Comisiones Obreras, rechazada por Trato Ciudadano y Ciudadanos, y la absteción de PSOE, UPYD y los sindicatos CSIF, UGT y SPPME (Polícia Local).

 

El concejal responsable de la RPT ha hecho un llamamiento para que los que no se hayan sumado, apoyen esta sugerencia, porque "entendemos que son ya muchos años y mucho esfuerzo invertido como para descartar ese trabajo". Además, Óscar Arroyo ha incidido en que es "necesario alcanzar un pacto en torno a la RPT" que "permita lanzar un mensaje de confianza a los trabajadores" de que la Relación de Puestos de Trabajo "sigue viva y  se seguirá trabajando hasta el final de legislatura para alcanzar un acuerdo".

 

En este sentido, la propuesta realizada por el PP tal y como ha señalado Arroyo versa en una subida efectiva de varios niveles para todos los trabajadores del complemento de destino a partir de enero de 2019. Además, el concejal delegado ha recalcado que la propuesta incluye "reequilibrar salarialmente de forma progresiva a alguno de los colectivos que se encuentran actualmente por debajo de los umbrales legales mínimos", como ha asegurado es el caso de la Policía Local. 

 

Asimismo, Óscar Arroyo ha destacado que si no se consigue finalizar la RPT antes de que acabe la presente legislatura, el equipo de Gobierno ha propuesto "pagas puntuales" en enero, junio y septiembre de 2019 tanto para los colectivos que por cualquier causa puedan quedar topados en esta subida de niveles, como para la totalidad de trabajadores del Ayuntamiento de Ávila, una medida que supondría a las arcas municipales algo más de 800 000 euros. 

Noticias relacionadas