Los trabajadores de Nissan Ávila valoran la continuidad pero pelearán la adaptación al convenio de Renault

Miembros del comité de Empresa, este jueves. Foto: Javier Ruiz-Ayúcar

El Comité de Empresa califica de "mala noticia" que se deje de fabricar camiones per recuerda que hace unos meses se contemplaba el cierre.

El presidente del Comité de Empresa de Nissan Ávila, Rubén Zazo, aseguraba tras la noticia de la reconversión de la planta que "es una mala noticia que dejemos de fabricar vehículos después de 60 años". Además, señalaba que la pretendida adaptación del convenio de Nissan al de Renault supondrá "una pérdida muy importante no solo de condiciones económicas sino sociales", aunque también indicaba que "no lo conocemos a fondo y tendremos que estudiarlo para tomar una decisión".

 

Sin embargo desde el Comité de Empresa valoran, como ha hecho Iván Zazo, de UGT, que "nos enfrentábamos a un cierre y ahora tenemos futuro", lo que ha achacado "al apoyo que nos han brindado y al trabajo de la lucha sindical" que han llevado a cabo en los últimos meses.

 

Iván Zazo ha señalado que "si se cumple lo que nos han dicho, el Plan Industrial estaría incluso superado", aunque ha apuntado que "ahora queda hablar de las condiciones salariales y sociales", algo en lo que también ha incidido, desde Comisiones Obreras, Rubén Familiar, quien manifestaba que "habrá que sentarse a buscar soluciones pero siempre desde la negociación".

 

Por su parte Juan Vázquez, desde SIGEN USO, indicaba que, aunque les plantean una opción de futuro, "como todas las opciones, nos genera incertidumbre". Vazquez ha aseverado que "en Ávila sabemos hacer camiones, y seguro que si nos ponemos también somos los mejores haciendo recambios", pero ha subrayado que "el valor añadido de los recambios siempre será inferior al del producto final como son los vehículos".

 

Todos los representantes sindicales han coincidido en que se tomarán el tiempo necesario para estudiar el convenio laboral de Renault  y han asegurado que "podemos llegar a entender que las condiciones del mercado obliguen a dejar de fabricar camiones, pero no admitiremos imposiciones en el tiempo sobre la firma del convenio y negociaremos las condiciones", que según han indicado podrían traducirse en una bajada de entre el 15 y el 20% del salario.

 

Con respecto a la movilidad de aquellos trabajadores que no acepten el convenio de Renault a la planta de Nissan en Barcelona, opción que se les ha planteado, Rubén Zazo la ha descartado debido "al alto coste económico y social que nos supondría comparado con las condiciones de Ávila".