Los temblores en la Isla Blanca tras la erupción del volcán retrasan la recuperación de las víctimas
Cyl dots mini

Los temblores en la Isla Blanca tras la erupción del volcán retrasan la recuperación de las víctimas

Isla Blanca

Seis personas murieron víctimas de la explosión, mientras que otras 30 resultaron heridas, en su mayoría por graves quemaduras.

Los crecientes temblores registrados en la Isla Blanca de Nueva Zelanda, escenario el lunes de la erupción de un volcán, han impedido a los servicios de emergencia recuperar los cadáveres que aún siguen en esta zona y buscar a las nueve personas que están desaparecidas, según un balance actualizado de la Policía.

 

Seis personas murieron víctimas de la explosión, mientras que otras 30 resultaron heridas, en su mayoría por graves quemaduras. De hecho, 29 de estos heridos continuaban este miércoles ingresados en unidades de cuidados intensivos de varios hospitales, por lo que las autoridades locales no descartan que la cifra de fallecidos pueda aumentar en las próximas horas.

 

Veintisiete heridos presentan quemaduras en al menos el 30 por ciento de su cuerpo. "Prevemos que necesitaremos 1,2 millones de centímetros cuadrados adicionales de piel para atender a los pacientes", ha armado un responsable médico de la zona, Peter Watson, desde un hospital de Auckland. Watson ha explicado que las quemaduras son especialmente graves por los gases y los químicos derivados de la erupción del volcán. "Han necesitado un tratamiento más rápido que en el caso de quemaduras que sean solo térmicas", ha armado, al hablar del inicio de "un proceso muy largo" que durará "varios meses" para parte de los pacientes.

 

SITUACIÓN EN LA ISLA

 

Las autoridades, entretanto, siguen de cerca la evolución de las condiciones en la Isla Blanca, donde aún podría registrarse una nueva erupción masiva como la ocurrida el lunes. Un experto vulcanólogo, Graham Leonard, ha advertido en rueda de prensa en Wellington de que "los parámetros empeoran por momentos".

 

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha armado en declaraciones a Reuters que los servicios de emergencia "están muy, muy dispuestos a volver allí" para recuperar a las víctimas, a pesar de que la vigilancia aérea ha descartado que haya indicios de vida en la isla.

 

La Policía ha reconocido que la prioridad es garantizar la seguridad de estos equipos. "No podemos poner a más personas en peligro hata que estemos completamente seguros de que la isla es segura", ha aclarado el comisario adjunto Bruce Bird durante una comparecencia en Whakatane, punto de partida de embarcaciones hacia la Isla Blanca.