Los taxistas abulenses piden ayuda urgente ante la caída de más del 80% de su negocio

Parada de taxis en la estación de trenes de Ávila.

Procupación en CONFAE ante las consecuencias de la crisis del coronavirus.

Desde que comenzó la crisis pr el COVID-19, CONFAE viene reclamando a las administraciones locales medidas concretas y urgentes para ayudar al empresariado abulense ante esta situación, para que puedan afrontar las pérdidas económicas durante y después de la crisis.

 

El sector de los taxis, que secunda las reclamaciones que viene haciendo la Confederación, especialmente a favor de los autónomos, no se queda atrás en la repercusión económica negativa de esta pandemia, con una caída en su negocio «de más del ochenta por ciento», según Raúl Escorial, presidente de la Asociación Abulense de Empresarios de Autotaxis, integrada en la Confederación Abulense de Empresarios.

 

Por esta razón piden medidas municipales como una reducción en el pago de tasas e impuestos locales como el IBI, abonado por la tenencia de instalaciones municipales; medidas que inyecten liquidez en el sector; aprovechamiento por parte de las administraciones de este servicio, compensando de algún modo la ausencia de la circulación del autobús urbano; o ayudas en el pago del permiso de circulación, que se abona de manera anual, y cuyo importe reclaman que sea revisado de algún modo, para reducir económicamente la parte correspondiente a la declaración del periodo de alarma.

 

Servicio reducido

 

Actualmente los taxistas abulenses «trabajamos con una flota reducida en dos tercios, en turnos de mañana, tarde o noche, para cubrir las necesidades básicas, para dar un servicio a la ciudad, pero en muchas ocasiones la compensación económica al final del día es irrisoria, realmente lo que nos mueve es ofrecer a los abulenses nuestra ayuda y servicio. Aunque la realidad es que muchos de nosotros estamos tirando de nuestros propios ahorros para sacar adelante el día a día», señala Escorial, que ha visto junto a sus compañeros cómo su mayor fuente de ingresos, el turismo, ha mermado en un porcentaje abrumador.

 

Los taxistas ofrecen servicios gratuitos de transporte al hospital tanto de personas como de equipos de protección, durante el estado de alarma. Garantizan con su actividad que las personas se puedan trasladar ante una emergencia, «tanto a cualquier punto del complejo asistencial, como a una farmacia, por ejemplo».

 

La limpieza de los vehículos corre a cargo de cada propietario, que suelen llevar a cabo con gel desinfectante. Igualmente en su día a día toman las medidas adecuadas de higiene y seguridad cuando llevan pasajeros y todos ellos han instalado mamparas protectoras en el interior del turismo, para mayor protección.

Comentarios

peatón 15/04/2020 18:13 #3
un mes sin trabajar a tope y ya necesitáis ayuda?. más ahorrar y menos vivir al día
el uno, perdón entendí mal la noticia 14/04/2020 14:38 #2
ánimo taxistas
pedir un Uber? 14/04/2020 14:37 #1
ajustan mas

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: